X

Problemática

La adicción al tabaco (tabaquismo), a las bebidas con alcohol (alcoholismo) o a las drogas ilícitas o drogas médicas no prescritas (farmacodependencia), puede definirse como aquel estado psicofísico causado por la interacción de un organismo vivo con un fármaco, caracterizado por la modificación del comportamiento y otras reacciones, generalmente a causa de un impulso irreprimible por consumir una droga en forma continua o periódica, a fin de experimentar sus efectos psíquicos y, en ocasiones, para aliviar el malestar producido por la privación de la sustancia, mejor también llamado síndrome de abstinencia.

En principio, en este programa se reconoce que las adicciones a sustancias son enfermedades que, en cada caso (tabaco, alcohol o drogas) se caracterizan por presentar un conjunto de signos y síntomas en los que se involucran múltiples factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. Asimismo, se entiende que los adictos son aquellas personas que dependen de las sustancias psicoactivas como el tabaco, el alcohol, la marihuana, la cocaína y los solventes inhalables, entre otros, en perjuicio de su salud física y psicológica, la de su familia y la su entorno cercano. Por tanto, se asume en forma indistinta que un adicto, drogadicto o farmacodependiente es aquél que física y psicológicamente depende de una o más drogas.

Consumo de Tabaco

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2002, un total de 16’371,601 personas consumen tabaco regularmente, mientras que otras 17’860,537 están expuestas cotidianamente a contaminación involuntaria por consumo de tabaco ajeno, con altos riesgos para su salud. Alrededor de 150 personas fallecen en México diariamente a causa de alguna de las 40 enfermedades relacionadas con el tabaquismo, lo que representa una muerte cada 10 minutos. Entre los adolescentes fumadores, tanto en hombres como en mujeres ha disminuido la edad en que inician el consumo, y las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco ya ocasionan más de 55,000 defunciones por año. Asimismo, se ha estimado que el país gasta alrededor de 30,000 millones de pesos anuales en la atención de los problemas de salud asociados al tabaquismo.

Aunque la prevalencia de fumadores a lo largo de los últimos 20 años se ha mantenido relativamente estable, quienes consumen tabaco lo hacen a edades cada vez más tempranas, incluso antes de los 12 años, lo que en esta población incrementa más de 13 veces el riesgo de usar otras drogas, lo que hace evidente que los programas preventivos realizados y las medidas regulatorias aplicadas hasta el momento son insuficientes. Por ello debe ponerse énfasis en la instrumentación, vigilancia y evaluación del cumplimiento de estos programas.

Consumo de Bebidas con Alcohol

A nivel mundial, México ocupa uno de los primeros lugares de mortalidad por cirrosis hepática alcohólica, y se observan patrones problemáticos como el consumo de altas cantidades de bebidas con alcohol por ocasión, así como una alta frecuencia de eventos de consumo fuera del hogar. Esto implica que en nuestro país el consumo alto de alcohol se concentra en una proporción de bebedores menor a la que se observa en otras culturas, pero la gravedad de sus repercusiones en la salud es similar.

El patrón de consumo más riesgoso y que es característico de nuestro país es el de bebedor moderado alto (en el último mes o año consumió más de 5 copas por ocasión) y es más frecuente en los varones, quienes en un 24.1% reportan beber más de 5 copas por ocasión de consumo. Llama la atención que un 2.5% de mujeres adolescentes entre 12 y 17 años de edad reportan este patrón de consumo, al menos una vez por mes. También se refiere un incremento en los niveles de consumo de grandes cantidades en la población femenina, particularmente en los índices de consumo y abuso en la población de 12 a 17 años. Este incremento anticipa la aparición más temprana de problemas crónicos derivados del abuso en el consumo de esta sustancia.

Consumo de Drogas

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2002, en México existen 3’508,641 personas entre 12 y 65 años de edad que han consumido drogas ilícitas “alguna vez” en su vida. Ello quiere decir que en relación con el total de la población urbana y rural incluida en el estudio, el 8.6% de los hombres y el 2.1% de las mujeres han usado drogas ilegales “alguna vez”, con un total para ambos sexos de 5.03%. En promedio cada usuario consume 1.3 drogas, y el antecedente de haber usado tabaco o alcohol previamente es constante.

Es importante consignar las diferencias entre la adicción a las diversas sustancias. Por ejemplo, el uso de cocaína se ha incrementado en forma muy importante a partir de los años ochenta, debido a la ampliación del mercado, a las nuevas vías de comercialización que emplean introductores, especialmente jóvenes que mantienen su consumo mediante la venta de la sustancia entre sus pares. Actualmente, y es más notable a partir de los primeros años de este Siglo XXI, el mayor mercado de cocaína (proveniente de la región andina) ocurre en las calles a través de redes de individuos fácilmente sustituibles, en organizaciones pequeñas con una amplia red de intermediarios entre el usuario y el vendedor. Esta modalidad conocida como narcomenudeo obliga a reforzar acciones para reducir la demanda a través de programas de prevención y tratamiento específicos.

Misión

La misión del Programa de Acción para la Prevención y Tratamiento de las Adicciones es promover la salud de los mexicanos, mediante la definición y conducción de la política nacional en materia de investigación, prevención y tratamiento, formación y desarrollo de recursos humanos para el control de las adicciones, con el propósito de mejorar la calidad de vida individual, familiar y social.

Visión

En 2030 México cuenta con un sistema para la atención de las adicciones integrado y universal que garantiza el acceso a servicios esenciales de salud a toda la población; predominantemente público, pero con participación privada; regido por la Secretaría de Salud; financieramente sustentable; centrado en la persona, la familia y la comunidad; efectivo, seguro eficiente y sensible; enfocado en la promoción de la salud y la prevención del consumo de tabaco, alcohol y drogas ilícitas y médicas fuera de prescripción, así como las enfermedades y problemas asociados; atento a las necesidades de los grupos vulnerables, y que propicia los espacios para la formación de los recursos humanos para la salud y la investigación.

Objetivo General

Acorde con las metas y estrategias señaladas en el Programa Sectorial de Salud 2007-2012, el objetivo general del Programa de Acción para la Prevención y el Tratamiento de las Adicciones consiste en:

  • Disminuir el uso, abuso y la dependencia, así como el impacto de las enfermedades y las lesiones que ocasionan en individuos, familias y comunidades, mediante intervenciones de tipo universal, selectivas e indicadas dirigidas a los diversos grupos de población.

Objetivos Específicos

  • Realizar acciones de prevención universal en población general para prevenir el inicio en el consumo de sustancias adictivas, promoviendo la realización de las jornadas intensivas contra las adicciones, aplicando programas preventivos en población escolar, difundiendo campañas en medios masivos para favorecer un ambiente social propicio para el desarrollo de una sociedad resiliente al uso de tabaco, bebidas con alcohol y otras drogas.
  • Desarrollar acciones de prevención selectiva en grupos de riesgo, promoviendo la aplicación de medidas para disminuir la disponibilidad de tabaco, alcohol o drogas en menores de edad y grupos de jóvenes, capacitando a personal de salud y otros sectores, y desarrollando una cultura de uso responsable del alcohol en adultos.
  • Aplicar acciones de prevención indicada en grupos de experimentadores, consumidores frecuentes y adictos al tabaco, alcohol o drogas, así como brindar tratamiento médico especializado para prevenir oportunamente las complicaciones asociadas al consumo de sustancias adictivas, disminuir el número de recaídas y ampliar las acciones de reinserción social.
  • Ampliar la red de infraestructura necesaria para el tratamiento de las adicciones, a través de la instalación de UNEMES Centros “Nueva Vida” en todas las entidades federativas.
  • Favorecer todas las iniciativas en materia de investigación, capacitación, normatividad, coordinación sectorial e institucional, así como respetar y promover la colaboración internacional, multilateral y binacional tendiente a contribuir con el objetivo general del programa de acción.

Para dar cumplimiento a los objetivos y alcanzar la meta, se instrumentarán acciones homogéneas y permanentes de prevención y promoción de la salud, acordes con un mismo modelo socio-ecológico en las principales instituciones del sector, además de impulsar en todas las escuelas la adopción de programas preventivos basados en el conocimiento científico para proteger a niños y jóvenes de la disponibilidad de drogas, así como de la publicidad en el caso de drogas legales (tabaco y alcohol).

La Meta del Programa de Adicciones acorde con el objetivo es:

  • Disminuir en 10% la prevalencia de consumo por primera vez, de drogas ilegales en la población de 12 a 17 años de edad en el período 2007- 2012.

Estrategias

Se entiende que la aplicación del Programa de Acción para la Prevención y el Tratamiento de las Adicciones 2007-2012 es una responsabilidad compartida por todos los mexicanos, que involucra una serie de acciones dirigidas al individuo y al ambiente con el fin beneficiar a toda la población. El rol del gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, será en todo momento el de consensuar y facilitar el desarrollo de esta iniciativa a través de un liderazgo efectivo y la provisión de recursos para su implementación.

El Programa de Acción propone el cumplimiento de las siguientes seis estrategias, orientadas principalmente al desarrollo de acciones preventivas en cada una de las vertientes del programa (tabaco, alcohol y drogas), así como al fortalecimiento de los sistemas de información y al logro de un incremento sustancial en la disponibilidad y eficiencia de los servicios especializados en la atención de adicciones.

  • Estrategia 1: Asegurar el desarrollo de acciones universales contra las adicciones principalmente en aquellos municipios considerados como prioritarios para el Sistema Nacional de Salud
  • Estrategia 2: Elevar la calidad y profesionalizar los servicios de atención residencial mediante acciones de asesoría, supervisión y apoyo, para que los establecimientos actúen bajo la normatividad establecida, brindando a usuarios de drogas y sus familias una atención que transforme la visión de castigo y culpabilidad a un concepto integral de tratamiento y desarrollo personal
  • Estrategia 3: Asegurar la sustentabilidad y permanencia de los esfuerzos orientados a reducir la demanda de drogas, aplicando el modelo de atención integral en los procedimientos para la detección, orientación, consejería y tratamiento en adicciones
  • Estrategia 4: Asegurar la disponibilidad de servicios de atención integral oportuna para el tratamiento y la reintegración social del adicto con criterios de calidad y calidez, a través de una Red de Unidades Médicas de Alta Especialidad, Centros de Atención Primaria de las Adicciones “Nueva Vida” (CAPA)
  • Estrategia 5: Operar a nivel nacional un sistema integral para el tratamiento de las adicciones, mediante el establecimiento de una red de servicios especializados que cumplan tareas preventivas, de detección temprana, tratamiento y rehabilitación
  • Estrategia 6: Garantizar el flujo de información actualizada, proveniente de diferentes fuentes, para mantener una visión integral de aspectos epidemiológicos, desarrollo de estrategias de prevención, tratamiento y demás aspectos significativos necesarios para la toma de decisiones y el diseño de políticas públicas

Líneas de acción

Se han establecido líneas de acción específicas para cada una de las tres adicciones que incluye el Programa, en estrecha correspondencia con las seis estrategias referidas, con el fin de dirigir las acciones específicas que tendrán que levarse a cabo para cumplir los objetivos. En las matrices que se muestran a continuación también se han establecido las acciones específicas a desarrollar, lo cual habrá de ser útil para realizar el monitoreo y la evaluación tanto del avance, como del impacto alcanzado en la instrumentación del Programa de Acción.

Problemática

La prevención y el control de las enfermedades crónicas es una necesidad cada vez más apremiante. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud(OMS), las enfermedades crónicas son la principal causa de mortalidad y representan más de 60% del total de las defunciones en el mundo. Tan sólo en el último año, este tipo de padecimientos causaron 35 millones de defunciones en todo el planeta, lo que significó el doble de defunciones ocasionadas en conjunto por enfermedades infecciosas, maternas, perinatales y por desnutrición. Dentro de las enfermedades crónicas, la diabetes mellitus es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad

En México la DM ocupa el primer lugar en número de defunciones por año; las tasas de mortalidad muestran una tendencia ascendente en ambos sexos, con más de 60 mil muertes y 400,000 casos nuevos anuales.

El descontrol metabólico y las consecuentes complicaciones se agravan cuando en los servicios de salud no se realiza una eficiente y oportuna detección, y seguimiento de grupos con factores de riesgo, aunado a que en la población hay una percepción inadecuada y desconocimiento del riesgo para desarrollar diabetes. Lo anterior da lugar a que no se realice un diagnóstico a tiempo y a que no se dé la pronta incorporación de los pacientes detectados al tratamiento.

Mortalidad

En 1940, la diabetes no formaba parte de las principales causas de mortalidad en México, al registrar una tasa de 4.2 defunciones por cada 100,000 habitantes. El padecimiento era considerado como una patología de baja frecuencia, ya que sólo afectaba a una de cada cien personas adultas. Su importancia se reflejaba en la población de más de 20 años.

A continuación observaremos una tabla de Mortalidad en México, en la que podemos ver el aumento en la tasa de mortalidad.

Año Tasa * Lugar dentro de las principales 20 causas
1940 4.2 -
1960 7.9 19
1970 16.9 15
1980 21.8 9
1990 31.7 4
2000 46.8 3
2005 63 1
2006 65.2 2
2007 62.0 2

* Tasa por 100 000 habitantes

Fuente: Anuarios de mortalidad/SEED/DGESS/INEGI/1940, 1960-2006

Morbilidad

En relación a la morbilidad, la diabetes tipo 2 representa 97% del total de casos nuevos registrados.En general, se reconoce una alza significativa de la incidencia en las últimas décadas. En el periodo 2001-2007 se aprecia un incremento de 28% al pasar de una tasa de 291.0 a 375 por 100,000 habitantes,respectivamente. No obstante, en los últimos cuatro años se estima una estabilización de las tasas de incidencia respectivas.

En el año 2006 se reportaron 394,360 casos nuevos, de los cuales un tercio corresponden a población abierta (35%) y más de la mitad a población derechohabiente (51%). Los estados con las tasas más altas fueron Morelos, Coahuila, Durango, Jalisco y Sinaloa. En el 2007, las cifras preliminares indican que se presentaron más de 406,000 casos. Al analizar la información por región geográfica se aprecia un incremento de la incidencia en las distintas regiones del país, en comparación con las cifras registradas en el año

Misión

Ser un programa sectorial con reconocimiento internacional que desarrolle esquemas universales de prevención, detección oportuna, tratamiento y control para la atención de la diabetes mellitus, en el marco de la estrategia nacional de prevención y promoción para una mejor salud en la población mexicana.

Visión

Ser un programa líder en prevención clínica de la diabetes, que otorgue servicios integrales, de atención multidisciplinaria y con cobertura universal a los pacientes con diabetes, para disminuir el riesgo de enfermar, retrasar la aparición de complicaciones y mejorar la calidad de vida.

Objetivo General

Prevenir, controlar y, en su caso, retrasar la aparición de la diabetes mellitus y sus complicaciones en la población mexicana, así como elevar la calidad de vida y el número de años de vida saludable de las personas que presentan este padecimiento, mediante intervenciones costo-efectivas, dirigidas a los determinantes y entornos.

Objetivos Específicos

  • Fomentar una nueva cultura por la salud entre la población mexicana que propicie cambios de actitudes saludables que permitan reducir los riesgos de padecer diabetes mellitus.
  • Brindar una atención multidisciplinaria para el control adecuado de la diabetes mellitus y enfermedades crónicas no transmisibles asociadas, y prevenir sus complicaciones.
  • Promover acciones que reduzcan la incidencia de la diabetes mellitus y enfermedades crónicas no transmisibles asociadas, para coadyuvar a desacelerar la mortalidad.
  • Lograr el control glucémico en las personas con diabetes mellitus en tratamiento para mejorar su calidad de vida.
  • Incrementar la detección oportuna de diabetes mellitus entre la población de riesgo para su control integral en las instituciones del Sector Salud.
  • Generar información oportuna y de calidad en los niveles nacionales, estatales y regionales para la evaluación de las acciones del programa y favorecer la toma de decisiones.

Meta

Impacto

  • Reducir 20% la velocidad de crecimiento de la mortalidad por diabetes mellitus con respecto a la tendencia observada entre 1995-2006.

Impacto intermedio

  • Mantener en cifras de control glucémico al 50% de los pacientes con diabetes en tratamiento en el sector salud.
  • Mantener en cifras de control glucémico al 30% de los integrantes con diabetes mellitus de Grupos de Ayuda Mutua.
  • Alcanzar una cobertura anual de detección de diabetes mellitus en 33% de la población de 45 años y más y una cobertura total de 90% al término de la administración/li>
  • Lograr una cobertura de glucemia basal en la primera consulta en 50% de las mujeres embarazadas registradas.
  • Alcanzar una cobertura anual de detección de diabetes mellitus en 20% de la población de 20 años y más con sobrepeso, obesidad, obesidad abdominal o antecedentes de familiares con diabetes y una cobertura total de 50% al término de la administración.

Estrategia

La Organización Mundial de la Salud (OMS), refiere que para alcanzar los objetivos de salud mundiales es preciso reforzar los sistemas de atención de salud mediante la adopción de medidas específicas de inversión y apoyo. Así mismo señala que se requiere realizar reajustes en las políticas sanitarias y establecer mecanismos que fomenten la incorporación de una nueva concepción de salud pública para disminuir los costos de salud y enfrentar la transición epidemiológica.1 En México con el objetivo de disminuir el impacto de las enfermedades y las lesiones en individuos, en las familias y comunidades se han establecido intervenciones específicas dirigidas a las personas que se combinarán con intervenciones dirigidas a la construcción de entornos saludables. Frente a estos retos se plantean las siguientes medidas preventivas:

  • Universales, medidas que son deseables para todos.En esta categoría recaen todas esas medidas que se pueden dirigir sin recelos para el público en general y que, en muchos casos, se pueden aplicar sin consejo o ayuda profesional.
  • Selectivas o focalizadas, medidas que son deseables cuando el individuo pertenece a un subgrupo de la población distinguido por la edad, el sexo, la ocupación, o bien por otras características que en forma notoria y evidente representen un riesgo mayor al promedio general para desarrollar una enfermedad.
  • Indicadas o dirigidas, medidas deseables para las personas que tras un examen manifiesten un factor de riesgo, una condición, o una anormalidad que los identifique, individualmente, como sujetos de riesgo elevado suficiente para requerir la intervención preventiva de esta clase.

Problemática

Los factores de riesgo cardiovascular son responsables de las causas más frecuentes de morbilidad y mortalidad general, tanto en el mundo como en México.Su importancia en la epidemia de ECNT, incluidas las enfermedades cardiovasculares, rebasa ampliamente a las enfermedades infecciosas y parasitarias, y su velocidad de su crecimiento es cada vez mayor.

Se considera que las ECNT afectan principalmente a las personas de mayor edad, pero hoy en día sabemos que casi la mitad de las muertes por estas enfermedades se producen de manera prematura en personas de menos de 70 años y una cuarta parte de esas defunciones corresponde a personas menores de 60 años.

Cada año mueren alrededor de 17 millones de personas en el mundo por enfermedad cardiovascular y se estima que cada cuatro segundos ocurre un evento coronario y cada cinco segundos un evento vascular cerebral. Aproximadamente entre 1.5 a 5% de todos los hipertensos mueren cada año por causas directamente relacionadas a hipertensión arterial sistémica. Por su parte, la cardiopatía isquémica afecta a hombres de edad mediana y avanzada; su mortalidad es 20% más alta que en las mujeres, siendo los mayores de 65 años los más afectados.

Mortalidad

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) constituyen la segunda causa de muerte en el país, tanto en mujeres como en hombres. Dentro de estas enfermedades destaca la cardiopatía isquémica, la cual es responsable de más de la mitad de las muertes en este grupo de padecimientos.

En el año 2000, las enfermedades cardiovasculares encabezadas por la enfermedad isquémica del corazón, la cerebrovascular y la hipertensiva ocuparon respectivamente el segundo, cuarto y décimo primer lugar dentro de las principales causas de muerte. En conjunto, estas enfermedades alcanzaron un total de 78,857 defunciones, lo que corresponde al 17.4% del total de fallecimientos registrados durante ese año. En comparación con ese año, estas mismas causas presentaron una secuencia similar con una magnitud mayor durante 2006, al haberse alcanzado un volumen de 117,937 fallecimientos, lo que representa 23.9% del total nacional. Durante 2006, las tasas de mortalidad por estas causas alcanzaron cifras 51.3 muertes por 100 mil habitantes para enfermedad isquémica; 37.5 para enfermedad cerebro vascular, y 23.7 para enfermedad hipertensiva. En el 2000 estas mismas causas registraron tasas de 43.5, 25.2 y 9.7, respectivamente.

Morbilidad

La información relativa a la morbilidad por ECNT es limitada. En este rubro el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) genera información sobre un número reducido de las mismas, de las cuales se obtiene información con una periodicidad semanal de casos nuevos. En otros casos, como obesidad y dislipidemias, la información se genera solamente a través de encuestas nacionales de salud.

Durante 2006 sólo se registró la hipertensión arterial (HTA) dentro de las 20 principales causas de morbilidad del país. En ese mismo año, la HTA ocupó el séptimo lugar de la clasificación general con un total de 521,486 casos nuevos y una tasa de 686.4 casos por cada 100 mil habitantes, 2,188 casos más que en 2005. Comparativamente con el año 2000 se aprecia un incremento de 41.5% en la notificación, lo que puede ser explicado por el aumento en el número de unidades notificantes, duplicidad en el registro entre las instituciones del Sector, inadecuada clasificación de casos prevalentes que generan sobreregistro y, finalmente un incremento real del riesgo de enfermar.

Misión

Ser un Programa Sectorial, con reconocimiento internacional que desarrolla esquemas universales de prevención, detección oportuna, tratamiento y control para la atención del riesgo cardiovascular en el marco de la Estrategia Nacional de Prevención y Promoción para una Mejor Salud en la población mexicana.

Visión

Ser un programa líder en prevención clínica del riesgo cardiovascular, que otorgue servicios integrales, de atención multidisciplinaria y con cobertura universal, a los pacientes con sobrepeso, riesgo cardiovascular y otras ECNT, como la diabetes mellitus, para disminuir el riesgo de enfermar, retrasar la aparición de complicaciones y mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Objetivo General

  • Prevenir, controlar y, en su caso, retrasar la aparición del riesgo cardiovascular y sus complicaciones, así como aumentar el número de años de vida saludable en la población mexicana y mejorar la calidad de vida en las personas que presenten estos padecimientos, mediante intervenciones basadas en las mejores evidencias científicas.

Objetivos Específicos

  • Fomentar una cultura por la salud entre la población que propicie cambios de actitudes saludables para reducir los factores de riesgo cardiovascular.
  • Brindar una atención multidisciplinaria para el control adecuado del riesgo cardiovascular y prevenir sus complicaciones.
  • Promover acciones que reduzcan la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares.
  • Lograr el control de la presión arterial, los lípidos y alcanzar un peso saludable para disminuir el riesgo cardiovascular.
  • Incrementar la detección oportuna de riesgo cardiovascular en usuarios de servicios y la población de riesgo para su control integral en las instituciones del Sector Salud.
  • Generar información oportuna y de calidad a escala nacional, estatal y regional para la evaluación de las acciones del programa y favorecer la toma de decisiones.

Metas

Impacto

  • Disminuir 15% la mortalidad prematura por enfermedades del corazón en la población menor de 65 años.

Impacto intermedio

  • Alcanzar una cobertura anual de detección de riesgo cardiovascular en el 33% de la población de 45 años y más y una cobertura total de 90% al término de la administración.
  • Alcanzar una cobertura anual de detección de riesgo cardiovascular en el 20% de la población de 20 años y más con sobrepeso, obesidad, obesidad abdominal o antecedentes de familiares RIESGO CARDIOVASCULAR 35 con diabetes y una cobertura total de 50% al término de la administración.
  • Mantener en cifras de control de la presión arterial en al menos el 60% de los pacientes diagnosticados con hipertensión arterial en las UNEMEs de enfermedades crónicas, al término de la administración.
  • Mantener en cifras de control los niveles de lípidos en al menos el 60% de los pacientes diagnosticados con alguna dislipidemia en las UNEMEs de enfermedades crónicas, al término de la administración.
  • Disminuir el 10% del peso basal, en tres de cada diez pacientes detectados con alguno de los componentes de riesgo cardiovascular en las UNEMEs de enfermedades crónicas, al término de la administración.
  • Cobertura de tratamiento del 50% de las detecciones positivas.

Estrategia

Todos los recursos humanos participantes en el Programa Sectorial, los Estatales, Jurisdiccionales y en el nivel aplicativo preferentemente deberán adiestrarse en prevención clínica, gerencia de programas, conocimiento de la normatividad técnica y aplicación de los protocolos y guías clínicas que promueve la Secretaría de Salud conjuntamente con las instituciones del sector e institutos nacionales de salud.

  • Nivel Estatal

Los Servicios Estatales de Salud deberán contar con estructuras jerárquicas adecuadas para toma de decisiones, incluidas las áreas de Enfermedades Crónicas, Nutrición, Psicología y Prevención Clínica, así como equipos técnicos multidisciplinarios donde es indispensable la participación de profesionales con perfiles afines a las áreas mencionadas, además de personal de campo y trabajo social. Las instituciones de seguridad social deberán adecuar las funciones de los recursos humanos con que disponen.

Es importante señalar que de esta estructura dependerá el Consejo Estatal de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas, mismo que elaborará los Planes Estatales de Prevención y Control de Sobrepeso, Riesgo Cardiovascular y otras ECNT de importancia epidemiológica como la Diabetes mellitus.

  • Nivel Jurisdiccional / Delegacional

Este nivel deberá contar con una Coordinación de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas y equipos técnicos multidisciplinarios. Las diferentes instituciones deberán fortalecer la estructura con el personal disponible para atender la demanda del programa en sus ámbitos de responsabilidad. Así mismo se deberán generar mecanismos de supervisión y evaluación permanente con el apoyo de los indicadores y sistemas de información para la toma de decisiones.

  • Nivel Aplicativo

Contará con personal de salud capacitado para brindar atención y educación a las personas en prevención y control del riesgo cardiovascular. En el caso de las UNEMEs de enfermedades crónicas en su componente de riesgo cardiovascular se considerarán a los profesionales de salud que requiere este modelo de atención. En el caso de las Clínicas de diabetes, hipertensión arterial y riesgo cardiovascular de las instituciones de seguridad social identificarán los mecanismos necesarios para cubrir las necesidades de los recursos humanos.

Problemática

El crecimiento de los accidentes de tráfico

En los últimos seis años el número de vehículos de motor registrados en México se incrementó notablemente al pasar de 15,613,916 en el 2000 a 24,972,885 en 2006, esto es más del 60%. Mientras que el número de accidentes también registro un notable crecimiento al pasar de 311,938 en el 2000 a 462,505 en el 2006. En la lustración 3, se presentan los incrementos anuales por tipo de vehículo, así como en la línea el incremento en la frecuencia de los ATVM.

Los accidentes de tráfico y su impacto en la salud

Dentro del contexto de mortalidad general en México, los ATVM (incluyendo mortalidad de peatones) constituyen un creciente problema de salud pública En el 2005 los ATVM se ubicaron como la sexta causa de muerte a nivel nacional con un total de 16,682 defunciones (Ver Anexo 2, Tabla 1). En conjunto los ATVM fueron responsables del 3.3% de la mortalidad total anual, aunque en grupos como el de 15 a 29 años de edad, se ubicaron como la primera causa de muerte y fueron responsables del 15% de las defunciones entre la población joven.

Dentro del contexto de la mortalidad por causas externas (53,110 defunciones), los ATVM fueron la principal causa de muerte con una proporción del 31.4%. Desglosando estas defunciones, 11,321 correspondieron a conductores o pasajeros y 5,361 a peatones que murieron como consecuencia de las lesiones provocadas. El peso de los ATVM se refleja también en el gran número de años de vida potencial perdidos y en la gran demanda de servicios hacia el sector salud, lo cual afecta su calidad, cobertura y gastos de operación. Algunos estudios indican que en México por cada muerte ocurrida en accidentes de tráfico, hay otras 45 personas que requieren de hospitalización por lesiones diversas de gravedad, muchas veces con secuelas de discapacidad temporal o permanente.2 Además, por cada muerto en ATVM, CDC extiman que puede haber entre 1,000 y 1,500 lesionados con algún tipo de heridas que requieren de atención médica. Se estima también que el 30% del peso de la enfermedad en hombres en México es producido este tipo de lesiones.

Los costos económicos de los accidentes de tráfico

Se estima que los costos totales que generan los ATVM en México superan los 93 mil millones de pesos anualmente. De los éstos costos 9,450 millones corresponden a los costos directos tanto de los ATVM como de los peatones involucrados; 37,270 millones al costo estimado de lo que la sociedad deja de percibir debido a la pérdida de vidas que estaban en su edad productiva, y; 46,384 millones en costos de hospitalización y servicios médicos para atender a los lesionados.

Misión

Reducir la mortalidad que generan los accidentes de tráfico de vehículo de motor con base en el conocimiento científico y técnico, a través de la coordinación de acciones de rectoría en las áreas de promoción de la seguridad vial, prevención de riesgos y atención médica oportuna y de calidad.

Visión

Para el 2012 el programa habrá contribuido a reducir los accidentes de tráfico afianzando una cultura de la seguridad vial en la sociedad mexicana, con ciudadanos conscientes de que sus hábitos de vida cotidianos pueden ayudar a reducir sustancialmente los factores de riesgo asociados con los accidentes de tráfico, ampliado la oportunidad y calidad en la atención oportuna a las víctimas, salvando vidas y mejorando así la calidad de vida de los mexicanos que vivirán en un entorno más seguro y sano.

Objetivo General

  • Reducir el número de muertes causadas por accidentes de trafico de vehículo de motor en la República Mexicana particularmente en la población de 15 a 29 años de edad, mediante la promoción de la seguridad vial, la prevención de accidentes y la mejora en la atención a víctimas.

Objetivos Específicos

  • Objetivo 1 : Fortalecer y modernizar el marco jurídico y regulatorio.
  • Objetivo 2 : Fortalecer e integrar las acciones de promoción de la seguridad vial y de prevención de accidentes.
  • Objetivo 3 : Mejorar la oportunidad y calidad en la atención a víctimas.

Metas

Metas e indicadores para el objetivo 1

  • Fortalcer las leyes y reglamentos de las 32 entidades federativas

Metas e indicadores para el objetivo 2

  • Incrementar en las 32 entidades federativas las acciones de promoción de la seguridad vial y de prevención de accidentes

Metas e indicadores para el objetivo 3

  • Disminuir en 30% los tiempos de respuesta en la atención a víctimas por accidentes

Estrategia

Las acciones aisladas han mostrado su ineficiencia, por ello se requiere de la suma de esfuerzos multisectoriales para abatir un problema de salud pública con origen multifactorial. La realización de cada una de las estrategias e intervenciones propuestas en el PROSEV sólo serán posibles si se cuenta con la participación, desde su ámbito de competencia, de cada uno de los actores involucrados en el tema; de ahí la importancia de establecer los niveles de responsabilidad que cada “socio” debe asumir de manera coordinada y bajo un mismo eje.

¿Qué es la Prevención de la Mortalidad Infantil

Problemática

Tasa de Mortalidad Intantil en México

De acuerdo a la OMS, en el año 2003, la tasa de mortalidad en México era de 28 por 1000 nacidos vivos.17 Para 2005, la tasa de mortalidad infantil descendió hasta 18.8 por 1000 nacidos vivos, presentando una variación en el país de 15.8 a 32.5 por 1000 nacidos vivos dependiendo del Índice de Desarrollo Humano de las distintas regiones.

Las principales causas globales de muerte en México para el año 2005 son Ciertas afecciones originadas en el periodo perinatal, las anomalías congénitas y las enfermedades infecciosas y parasitarias.

La mayor TMI se presenta en los 100 municipios más pobres del país que se encuentran en los estados de Chiapas, Durango, Nayarit, Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Mortalidad neonatal

Se define como mortalidad neonatal, a las defunciones que ocurren dentro de los primeros 28 días y se divide en neonatal temprana ( 0-6 días) y neonatal tardía (7-28 días).

Se ha identificado que en los primeros 7 días de vida ocurren hasta un 70 por ciento de la mortalidad neonatal. Dentro de las principales causas de muerte en el recién nacido se encuentra la asfixia y trauma al nacimiento (29%), complicaciones de la prematuridad (24%) e infecciones respiratorias agudas (15%). Otras causas de mortalidad, en este grupo de edad, son las malformaciones congénitas y como factores, la falta de acceso a los servicios obstétricos.

Las principales causas de mortalidad neonatal están intrínsecamente relacionadas con la salud de la madre y la atención que ésta recibe antes de parto, durante el parto e inmediatamente después del parto

Mortalidad perinatal

La mortalidad perinatal abarca el periodo fetal (22 semanas) y neonatal temprana, es decir, las que ocurren durante los primeros 7 días de vida, considerando que en estos dos grupos las causas de muerte son similares. Entre las causas indirectas relacionadas con la misma tenemos la pobre salud materna, el estado nutricional deficiente de la mujer embarazada, la presencia de infecciones maternas no tratadas (infección de vías urinarias, infecciones de transmisión sexual, corioamnioitis y malaria). Se estima que la falta de inmunización contra el tétanos durante el embarazo deja a nivel mundial alrededor de 300,000 muertes por año debido a tétanos neonatal. La desnutrición materna y la falta de alimentación al seno materno de manera exclusiva contribuyen a incrementar el riesgo de muerte. Entre otros factores que afectan al recién nacido se encuentra la incapacidad para identificar al recién nacido de riesgo o gravemente enfermo, la escasa vigilancia perinatal y el acceso inadecuado a buenos centros de atención médica, lo que acarrea numerosas muertes.

Misión

Ser un programa nacional con objetivos y directrices claras para alcanzar la reducción de la mortalidad infantil, cumpliendo los principios de equidad y justicia, mediante acciones dirigidas a la población con enfoque en capacitación, vinculación y gestión intersectorial.

Visión

Al 2012, el Programa Nacional para la Reducción de la Mortalidad Infantil, brindará oportunidades de desarrollo social a la familia que permitan reducir la mortalidad en la población menor de un año de edad y en consecuencia, integrarse adecuadamente a la sociedad en etapas posteriores.

Objetivos Generales

  • Reducir la tasa de mortalidad infantil para 2012 en un 25% con relación a la tasa de 2006.
  • Reducir en un 40% la mortalidad infantil en los 100 municipios con menor índice de desarrollo humano con respecto a la tasa de 2006.

Objetivos Específicos

  • Fortalecer las acciones de vacunación a la población menor de un año, asegurando el esquema básico completo.
  • Mejorar el conocimiento de la población sobre el manejo de la enfermedad diarreica y de la infección respiratoria aguda, mediante la promoción de acciones preventivas.
  • Promover conductas de alimentación saludable en la población menor de un año, para reducir la prevalencia de desnutrición en este grupo de edad.
  • Promover el concepto de sexualidad responsable en los adolescentes para reducir la tasa de embarazo en este grupo poblacional.
  • Difundir en el personal de salud los conceptos básicos necesarios para realizar diagnóstico oportuno de los casos de cáncer en la población de un año o menos.

Meta

Principal

Reducir la tasa de mortalidad infantil para 2012 en un 25% con relación a 2006 (reducción anual de 4.2%), que equivale a una reducción de 0.7 puntos de tasa anual.

Asociadas

  • Reducción en un 40% la mortalidad infantil en los 100 municipios con menor índice de desarrollo humano.
  • Vacunación
    • Mantener por arriba del 95% la cobertura con esquema básico completo de vacunación en población de un año de edad.
    • Mantener por arriba del 95% la cobertura con esquema básico completo de vacunación en población de uno a cuatro años de edad.
    • Reducir a cero el número de casos de tétanos neonatal para el año 2012.
    • Mantener por arriba del 95% la cobertura con esquema anti-influenza y anti-neumococo 23 valente a la población mayor de 60 años.
  • Enfermedades diarreicas
    • Reducir las defunciones por enfermedades diarreicas agudas en 5 años en un 25% con relación a 2006 (reducción anual de 4.2%), que equivale a una reducción de 0.8 puntos de tasa anual
  • Infecciones respiratorias
    • Reducir las defunciones por infecciones respiratorias agudas en 5 años en un 25% con relación a 2006 (reducción anual de 4.2%), que equivale a una reducción de 1.5 puntos de tasa anual.
  • Nutrición
    • Reducir 20% la prevalencia de desnutrición en menores de un año de edad en los 100 municipios con menor índice de desarrollo humano.
  • Adolecencia
    • Promover en la población adolescente el concepto de sexualidad responsable con la finalidad de contribuir en la reducción de la tasa de embarazo en las adolescentes de 15 a 19 años de edad.
  • Cáncer
    • Estandarizar la detección oportuna de cáncer en la población de un año y menos con cáncer, a través del uso de protocolos de detección.
    • Capacitar al 100% de los médicos del primer nivel de atención de 100 municipios con menor índice de desarrollo humano para el diagnóstico oportuno de cáncer en población de un año y menos, así como la adecuada referencia y contrarreferencia.

Estrategia

  • Realizar acciones que promuevan la prevención de enfermedades en la población menor de un año.
  • Fortalecer la participación social en la prevención, detección y tratamiento oportunos de enfermedades en la población menor de un año.
  • Fortalecer la prestación de lo servicios de salud que garanticen la atención oportuna a la población blanco.
  • Fortalecer los mecanismos de seguimiento y supervisión del programa en los estados.

Problemática

De manera específica los principales factores relacionados con los servicios de salud que son determinantes en el incremento de la mortalidad por cáncer de mama, se mencionan a continuación. La identificación de los mismos se realizó a través de los informes de supervisión que se realizan continuamente a los estados, las comunicaciones verbales o por escrito que se reciben en el área, así como de la interacción con otras instituciones del Sistema Nacional de Salud.

Coberturas de detección con mastografía

  • Existe poca información y sensibilización a la población sobre los factores de riesgo para cáncer de mama, por lo que la demanda de atención preventiva de las mujeres mayores de 50 años es baja, a lo anterior se suma una mayor promoción de la detección a mujeres jóvenes sin factores de riesgo, que compiten por los recursos con la población blanco. Este problema obedece en parte a la presión de los medios de información y de prestadores de servicios sin conocimientos actualizados o basados en evidencias sobre políticas de detección
  • Falta de contratación de radiólogos, oncólogos, enfermeras y técnicas radiólogas que garantice la oferta permanente del servicio en los diferentes turnos, a lo anterior se agrega la escasa formación de estos recursos humanos, por lo que las plazas de nueva creación para este personal no se cubren de manera inmediata
  • Los recursos humanos y el equipo no son exclusivos para la detección y deben efectuar otras funciones en las que prevalece la atención clínica y diagnóstica en competencia con las acciones de promoción y detección
  • Falta de mantenimiento preventivo y correctivo de mastógrafos y reveladoras, lo que ocasiona problemas de calidad en la interpretación de la mastografía e interrupciones del servicio
  • No hay una estructura y organización dedicada a la detección en las instituciones del Sistema Nacional de Salud.

Diagnóstico y tratamiento

  • Deficiente modelo de atención que permita la derivación ágil y oportuna de las mujeres sospechosas por síntomas clínicos o por mastografía para el diagnóstico y tratamiento.
  • Falta de capacidad resolutiva en el segundo nivel de atención para la evaluación diagnóstica de mujeres con sospecha clínica o mastografía, lo que genera un exceso de demanda en servicios oncológicos de tercer nivel y consecuentemente diferimiento en la atención médica
  • El diagnóstico del cáncer de mama es a través de anatomía patológica y de pruebas de inmuno histoquímica que ayudan a establecer el tipo de tratamiento que la mujer requiere, al respecto hay una deficiencia importante en el equipamiento, insumos y capacitación en los laboratorios de anatomía patológica para establecer el diagnóstico adecuado
  • Carencia de guías oncológicas para el diagnóstico y tratamiento en cáncer de mama interinstitucionales por lo que los tratamientos ofrecidos difieren en su calidad entre las instituciones
  • Falta de equipamiento de los centros oncológicos para la oferta de radioterapia (acelerador lineal, bomba de cobalto)
  • Falta de apoyo psicológico a las pacientes con cáncer mamario, este es indispensable para disminuir la angustia y mejorar la adhesión al tratamiento
  • Abandono terapéutico por desigualdad en la accesibilidad al servicio y carencia de recursos económicos de las pacientes para trasladarse a lugares lejanos para recibir tratamiento
  • No se ofrece de manera sistemática la atención paliativa a las enfermas de cáncer en todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud, lo anterior es motivo de que las pacientes con cáncer terminal sean dadas de alta a su domicilio sin tratamiento específico

Calidad de la detección, diagnóstico y tratamiento, y la rendición de cuentas

  • No se ha consolidado el sistema de información de cáncer en la mujer, tanto en los servicios estatales de salud como en las instituciones del Sistema Nacional de Salud, entre los motivos se encuentra: falta de equipo de informática, falta de personal que capture la información, capacitación continua insuficiente, falta de participación de los profesionales que son fuente de información en el llenado de formatos y apoyo insuficiente para que el sistema de monitoreo y evaluación funcione adecuadamente. Un sistema de información en cáncer es crucial para la evaluación y aseguramiento de la calidad del programa.

Misión

Establecer las políticas, estrategias y actividades más efectivas y eficientes, en el desarrollo de acciones de promoción, detección, diagnóstico, tratamiento y evaluación del programa, con el propósito de disminuir al máximo la mortalidad por cáncer de mama.

Visión

En el 2012, las Instituciones del Sistema Nacional de Salud trabajan de manera coordinada en las acciones de promoción, detección, diagnóstico, tratamiento y evaluación del programa de cáncer de mama, con políticas que faciliten el acceso a los servicios de salud, con atención cordial y de calidad que se manifiesta en la satisfacción de las usuarias y sus familiares por los servicios recibidos y que previene las muertes evitables por cáncer de mama.

Objetivo General

Disminuir el ritmo del crecimiento de la mortalidad por cáncer de mama a través de la provisión de servicios óptimos en la detección, diagnóstico, tratamiento y control del padecimiento, así como de la participación responsable de la población en el cuidado de su salud.

Objetivos Específicos

  • Mejorar el conocimiento de la población sobre los determinantes del cáncer de mama a través de acciones integradas de promoción de la salud que motiven la participación corresponsable en el cuidado de la salud y la demanda de los servicios de detección temprana.
  • Incrementar la detección temprana del cáncer de mama, a través de la organización de servicios específicos que garanticen la eficiencia y calidad de la mastografía priorizando a mujeres de 50 a 69 años de edad, de acuerdo con la normatividad vigente
  • Mejorar la calidad y oportunidad del tamizaje, diagnóstico y tratamiento integral del cáncer de mama, a través de la formación de recursos y la capacitación continua del personal
  • Reorganizar y fortalecer los servicios de diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama con base en las mejores prácticas en coordinación con las instituciones del Sistema Nacional de Salud
  • Consolidar el sistema de información para el monitoreo, evaluación y vigilancia epidemiológica, con el fin de disponer de información confiable y sistemática para la mejora continua del programa, el aseguramiento de la calidad y la rendición de cuentas

Metas

Proceso

  • Efectuar diagnóstico de certeza en 95% de las mujeres sospechosas por exploración clínica anormal, mastografía o ultrasonido, en el año 2012
  • Certificar para el año 2012, a 95% de los radiólogos que interpretan estudios de imagen para detección o diagnóstico de patología mamaria

Resultado

  • Alcanzar, una cobertura de exploración clínica de la mama de 35% en mujeres de 25 a 69 años de edad en el año 2012
  • Alcanzar una cobertura de detección de cáncer de mama por mastografía de 21.6% en los últimos doce meses, en el año 2012

Impacto

Mantener en el año 2012, la tasa de mortalidad por cáncer mamario por debajo de 17.5 defunciones por 100 mil mujeres de 25 años de edad y más

Las metas se evaluarán con periodicidad anual, sin embargo se realizará un monitoreo más estrecho con el fin de identificar áreas de oportunidad y tomar acciones oportunas para corregir las desviaciones. Lo anterior es posible ya que se cuenta con un sistema de información (SICAM o equivalentes) en el sector, que colecta variables relacionadas con procesos y resultados, por lo que algunos de estos podrán analizarse trimestralmente.

Estrategia

Los programas de tamizaje de cáncer de mama requieren de servicios de salud eficientes y organizados, con el fin de alcanzar coberturas adecuadas de detección, seguidas de evaluación diagnóstica, tratamiento y control oportunos y con calidad excelente. Actualmente existen lineamientos internacionales en los que se establece que la organización de la detección y atención del cáncer de mama debe tener una estructura que incluya:

  • Unidades de detección del cáncer de mama, exclusivas para el tamizaje con mastografía en los que no se mezcle la mastografía diagnóstica
  • Clínicas de patología mamaria. Para evaluación diagnóstica de mujeres sospechosas clínicamente o por mastografía BIRADS 3, 4 y 5. Una vez establecido el diagnóstico refieren a las mujeres con patología benigna a un segundo nivel y a las mujeres con tumores malignos al centro oncológico
  • Centros de atención oncológica con clínicas especializadas en oncología mamaria

Unidades de detección de cáncer de mama

  • Una unidad por cada 60 mil a 75 mil mujeres de 50 a 69 años de edad, con su propio techo presupuestal
  • En cada unidad se requiere personal exclusivo que incluye siete radiólogos uno de los cuales es el jefe de la unidad, ocho técnicos radiólogos, dos asistentes y un auxiliar administrativo. Este cálculo está hecho para funcionar en dos horarios y para cubrir las ausencias de personal por vacaciones. Asume 180 días laborables para radiólogos y técnicos radiólogos y servicios a la población 245 días al año
  • Tres mastógrafos por unidad de detección. Los mastógrafos podrán ser estáticos o móviles dependiendo de la dispersión de la población que se cubre. Una reveladora para mastógrafos estáticos y una reveladora en cada unidad móvil. Por cada mastógrafo análogo: dos juegos de chasises (8) de 18 X 24 y un juego de chasises (4) de 24 X 30; dos negatoscopios de 5000 candelas, con escritorio y con lupas o visor. Una computadora por mastógrafo con conexión a Internet
  • Estos recursos son necesarios para alcanzar la meta nacional
  • La productividad anual por técnico radiólogo de 8 horas debe ser de 5,200 y para turnos de 6 horas, de 4000 mastografías tomadas. La productividad anual del médico radiólogo debe ser de 6,000 mastografías leídas. En ambos casos se considera tiempo para descansos y para la participación en actividades académicas. La productividad de la unidad de detección es importante para mantener la calidad, ya que se ha demostrado que unidades con una productividad menor a 9,000 mastografías por año identifican menos mujeres con resultado anormal, refieren más mujeres de manera innecesaria y tienen un valor predictivo positivo menor. Este menor desempeño puede ser originado por un número insuficiente de estudios a realizar y un control de calidad menos riguroso.

Problemática

Actualmente en el programa de detección de cáncer cérvico uterino en México, los principales factores relacionados con los servicios de salud que son de- terminantes para la disminución de la mortalidad, se mencionan a continuación.

Cobertura de detección insuficiente

  • La información que la mujer tiene sobre los facto- res de riesgo y la oferta de servicios preventivos para la detección temprana es aún insuficiente, a pesar de los avances en las instituciones del Sistema Nacional de Salud, se ha documentado, que en mujeres residentes de áreas urbanas con seguridad social, de las mujeres sin Papanicolaou, el 26% no se lo efectúan porque no lo consideran necesario, 19% por pena y 13% por falta de tiem- po. En relación con la oferta de servicios, sólo 75.8% de la población femenina del grupo blanco de la detección identifica que ésta se ofrece en las unidades de salud (ENCOPREVENIMSS 2003, 2005)
  • La cobertura de detección en los últimos tres años con citología cervical, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud Reproductiva de 2003 es de 70.7%, lo anterior evidencia la necesidad de incrementar la cobertura para alcanzar el 85% fijado en el 2012. De acuerdo con dicha encuesta, existen diferencias en la detección según el área de residencia, nivel so- cioeconómico y de escolaridad, con una menor utilización de las mujeres en áreas rurales, con nivel socioeconómico bajo y muy bajo y con menor escolaridad.
  • El programa de detección es oportunista, es decir no existe un sistema de invitación orga- nizado con base poblacional, por lo que hasta 60% de las detecciones se realizan de manera subsecuente en el mismo año y al mismo tiempo 27.4% de la población en riesgo nunca se la ha efectuado.

Calidad de la detección

  • Desde el 2001 se monitorea la calidad de la detección a través de la citología por medio de tres indicadores: la calidad de la muestra, el control de calidad interno y el índice de positividad. Los dos primeros tienen un buen desempeño, sin embargo el último es muy bajo (0.87% con un estándar de 2.3% en mujeres de 35 a 64 años), lo anterior se traduce en no identificar una lesión precursora o cáncer en 3 de cada 200 citologías interpretadas.
  • El resultado anterior es debido a varios fac- tores bien identificados durante las visitas de supervisión que efectúan las diferentes insti- tuciones del Sistema Nacional de Salud, entre los que se encuentran: equipo obsoleto o sin mantenimiento, falta de mobiliario, áreas de trabajo inadecuadas que no cumplen con los requerimientos de seguridad en el trabajo e insumos de baja calidad.
  • Otro factor es la falta de cumplimiento de los lineamientos establecidos en el manual de citología y patología que señalan se debe realizar la supervisión tutelar y la revisión de la congruencia cito-colpo-histopatológica como formas de capacitación y control de calidad

Diagnóstico y tratamiento

  • Deficiencias de equipo y personal, que garanti- cen el control de calidad y la oportunidad de la atención
  • Carencia de guías para clínicas de colposcopía y oncológicas para el diagnóstico y tratamiento homogéneo entre las institucionales, por lo que los tratamientos ofrecidos difieren en su calidad
  • Falta de equipamiento de los centros oncológicos para la oferta de radioterapia (braquiterapia)
  • Abandono terapéutico por desigualdad en la accesibilidad al servicio y carencia de recursos económicos de las pacientes para trasladarse a lugares lejanos para recibir tratamiento
  • No se ofrece de manera sistemática la atención paliativa a las enfermas de cáncer en todas las instituciones del sistema, lo anterior es motivo de que las pacientes con cáncer terminal sean dadas de alta a su domicilio sin tratamiento específico

Aseguramiento de la calidad de la detección, diag- nóstico y tratamiento, y rendición de cuentas

  • No se ha consolidado el sistema de información de cáncer en la mujer, tanto en los servicios estatales de salud como en las instituciones del sector, entre los motivos se encuentra: falta de equipo de informática, falta de personal que capture la información, capacitación continua insuficiente, falta de participación de los pro- fesionales que son fuente de información en el llenado de formatos y apoyo insuficiente para que el sistema de monitoreo y evaluación funcione adecuadamente. Un sistema de infor- mación en cáncer es crucial para la evaluación y aseguramiento de la calidad del programa.

Misión

Establecer las políticas, estrategias y actividades más efectivas y eficientes, en el desarrollo de acciones de promoción, prevención, detección, diagnóstico y tratamiento, con el propósito de disminuir al máximo la morbilidad y mortalidad por cáncer cérvico uterino.

Visión

En el 2012, las instituciones del Sistema Nacional de Salud trabajan de manera coordinada en las acciones de promoción, prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y evaluación del programa de cáncer cérvico uterino, con políticas que revierten la inequidad social y de acceso a los servicios de salud, con atención cordial y de calidad que se manifiesta en la satis- facción de las usuarias y sus familiares por los servicios recibidos, y que logra en el año 2020 un México libre de mortalidad prematura por cáncer cérvico uterino.

Objetivo General

Disminuir las tasas de morbilidad y mortalidad por cáncer cérvico uterino, a través de la provisión de servicios óptimos en la promoción, prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y control del padecimiento, así como de la participación respon- sable de la población en el cuidado de su salud.

Objetivos Específicos

  • Mejorar el conocimiento de la población sobre los determinantes del cáncer cérvico uterino a través de acciones integradas de promoción de la salud que motiven la adopción de conductas que protejan la salud y promuevan la demanda de la detección temprana.
  • Alcanzar coberturas de tamizaje de 85% en mujeres de 25 a 34 años de edad con la prueba de citología cervical cada tres años y en mujeres de 35 a 64 años con prueba de VPH cada cinco años
  • Mejorar la calidad y oportunidad de las acciones de tamizaje, diagnóstico y tratamiento integral del cáncer cérvico uterino, a través de la forma- ción y la capacitación continua del personal de salud.
  • Reorganizar y fortalecer los servicios de diag- nóstico y tratamiento del cáncer cérvico uterino con base en las mejores prácticas, en coordina- ción con las instituciones del Sistema Nacional de Salud.
  • Consolidar el sistema de información para el monitoreo, evaluación y sistema de vigilancia epidemiológica con el fin de disponer de infor- mación confiable y sistemática para la mejora continua del programa, el aseguramiento de la calidad y la rendición de cuentas.

Meta

Resultado

  • Alcanzar una cobertura de detección por citolo- gía cervical de 85% cada tres años, en mujeres de 25 a 34 años de edad, en el año 2012
  • Alcanzar una cobertura de detección primaria por captura de híbridos (VPH) de 85% cada cinco años, en mujeres de 35 a 64 años de edad, en el año 2012

Procesos

  • Alcanzar un índice de positividad (lesiones de alto grado o cáncer) de 1.5% en la detección con Papanicolaou, en el año 2012
  • Lograr el 9% de positividad a través del tamizaje primario con la prueba de VPH
  • Certificar a más del 90% de los citotecnólogos, patólogos y colposcopistas que participan en la detección, diagnóstico y tratamiento del cáncer cérvico uterino, en el año 2012

Estrategia

Para asegurar la atención de las mujeres de 25 a 64 años de edad con lesiones precursoras o cáncer cérvico uterino se establecieron indicadores de es- tructura que garanticen la suficiencia de recursos para el desarrollo de las actividades de detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las pacientes. Estos indicadores deben adecuarse con la introducción de la detección con la prueba de VPH, para lo cual deberá efectuarse previamente un diagnóstico de la situación actual, tal y como se establece en la línea de acción

Un laboratorio de citología por cada 70,000 a 90,000 mujeres de 25 a 64 años de edad

  • En cada laboratorio de citología se requiere un equipo integrado por un médico citólogo o citopatólogo como jefe del servicio, tres citotecnólogos, un técnico en tinción, una recepcionista y un capturista.
  • La productividad del laboratorio debe alcanzar la lectura de 33,600 laminillas anuales.
  • En cada laboratorio de citología se requiere un microscopio de rutina por citotecnólogo, un microscopio de doble observación, un tren de tinción, una campana de extracción de gases tóxicos, un equipo de cómputo conectado a línea de Internet y mobiliario para las áreas de proceso (recepción, tinción, lectura y archivo)

Una clínica de colposcopía en hospitales con población de 400 a 500 mil habitantes

  • Por cada clínica de colposcopía se requiere un equipo integrado por un médico ginecólogo u oncólogo capacitado en colposcopía, una enfer- mera, una trabajadora social y un capturista. La productividad por médico debe alcanzar de 3,300 a 5,500 colposcopías anuales, de las cuales entre 990 y 1,650 serán para pacientes de primera vez.
  • Por cada clínica se requiere un colposcopio, una unidad de electrocirugía, un evacuador de humo, una mesa de Pilcher, pinzas de biopsia (renovables cada dos años), instrumental mínimo necesario y un equipo de cómputo conectado a línea de Internet.

Un laboratorio de anatomía patológica en hospitales con población de 400 a 500 mil habitantes.

  • En cada laboratorio de anatomía patológica se requiere un anatomopatólogo, un histotecnó- logo, una recepcionista y un auxiliar adminis- trativo
  • La productividad por laboratorio de anatomía patológica debe alcanzar 3,500 estudios anuales (2,500 si el patólogo realiza actividades admi- nistrativas y docentes regularmente).
  • Por cada laboratorio de anatomía patológica se requiere un procesador automatizado de tejidos, centro de inclusión, dispensador de parafina, microtomo, baño de flotación, estufa de laboratorio, tren de tinción, microscopio binocular por patólogo y mobiliario para cada área de proceso (recepción, laboratorio, inter- pretación y archivo)

Problemática

La mortalidad materna y la mortalidad neonatal constituyen dos graves problemas de salud pública en México. Ambos son indicadores de la insuficiencia en la cobertura y la calidad de los servicios de salud reproductiva en el país. Su estrecha relación con las condiciones socioeconómicas de la población los coloca entre los indicadores prioritarios en el ámbito internacional para evaluar los progresos alcanzados en la lucha contra la desigualdad y la pobreza.

La mortalidad materna es, sin duda, el indica- dor que mejor refleja las disparidades entre grupos sociales, regiones y países. Por ejemplo, mientras que las diferencias en la mortalidad infantil entre países en desarrollo y desarrollados es de 10 veces, las discrepancias ascienden a 100 veces en materia de mortalidad materna (Maine D, et.al. 1997). Este rango es considerado como la diferencia más profunda entre todas las estadísticas de salud.

En México la mortalidad materna ha venido descendiendo paulatinamente desde hace varias décadas. Entre 1955 y 2006 se registró una reduc- ción en la razón de mortalidad materna de 70.6 por ciento, al pasar de 204.4 a 60.0 defunciones maternas por cada 100 mil nacidos vivos. Sin em- bargo, es probable que el descenso de la mortalidad materna en ese periodo haya sido mayor, debido a que durante ese lapso, pero sobre todo durante los últimos años, se han hecho esfuerzos inéditos por mejorar la calidad del dato, lo que incide en la aparente desaceleración en el ritmo de descenso a partir de 1990. Las correcciones instrumentadas al sistema de registro de las defunciones maternas ha permitido prácticamente disminuir el subregistro, que se estimaba en 40 por ciento en 1990 (Lozano, Nuñez y Duarte, 2005)

El cumplimiento de la meta de los objetivos del desarrollo del milenio, de reducir en 75% la razón de la mortalidad materna, constituye un reto suma- mente complejo, dado el aparente pobre desempeño de los esfuerzos realizados hasta ahora para encarar este grave problema social. Se estima que en 1990 la razón de muerte materna ascendía a 89 por cien mil nacidos vivos, cifra que había disminuido a 72.6 en 2000 y a 60.0 en 2006 (Gráfica 1), esto es una reducción de 32.6 por ciento en 17 años, por lo que, para alcanzar la meta del 2015 --registrar una RMM no mayor de 22 por cien mil nacidos vivos—se requiere forzosamente incrementar la efectividad de las acciones y registrar un descenso mucho más acelerado que el obtenido hasta ahora. En número absolutos, se ha logrado disminuir de 2,203 defun- ciones maternas en 1990 a 1,166 en 2006, y se espera, de alcanzar la meta, que esta cifra no sea mayor de 417 defunciones maternas en 2015.

La Organización Mundial de la Salud define a la mortalidad perinatal como la que ocurre a partir de la semana 22 del embarazo y hasta el séptimo día del nacimiento. La mortalidad neonatal, por su parte, se refiere a todo aquel fallecimiento que sucede durante el periodo que transcurre entre el nacimiento y el vigésimo octavo día de vida. La mortalidad neonatal puede a su vez ser clasificada en

  • Muertes neonatales precoces o tempranas (primeros siete días de vida)
  • Muertes neonatales tardías (después del séptimo día pero antes de los 28 días posteriores al nacimiento).

Mortalidad Neonatal

Los esfuerzos realizados en torno a la salud perinatal en México han sido importantes a pesar de que el tema no se ha considerado como prioritario debido a los diversos retos que ha enfrentado el país en salud pública en los últimos años. A través de estrategias concretas y sencillas como las encaminadas a la prevención de discapacidades se ha podido colocar paulatinamente el tema en la agenda nacional y en la estatal

Prevención de la Discapacidad

En México, las acciones para la prevención de la dis- capacidad por defectos al nacimiento eran llevadas a cabo en forma aislada, es decir, no se vinculaban las diferentes estrategias basadas en la evidencia do- cumentada para disminuir la muerte neonatal. Entre estas estrategias se encuentran, la administración de acido fólico, tamiz neonatal, prevención de enferme- dades de transmisión sexual, reanimación neonatal, Servicios Integrales para la Prevención y Atención de la Discapacidad (SinDis) entre otras. Estas estrategias se articularon en una estrategia de prevención inte- gral durante el 2000 y se consolidaron en la Norma Oficial Mexicana 034 para la Prevención y Control de los Defectos al Nacimiento en 2004.

Acido Fólico

A pesar de que en México se contaba con una de las incidencias mayores en defectos de tubo neural, la suplementación con acido fólico no era considerada como una estrategia de prevención y por ello, no se tenía la información oportuna y completa de las mujeres que eran suplementadas. Es a partir del 2003 cuando surge como una estrategia de salud pública la suplementación con ácido fólico a mujeres en edad fértil, además de la distribución de ácido fólico en las Semanas Nacionales de Salud. El trabajo conjunto con la sociedad civil permitió incrementar el número de mujeres en edad fértil con suplementación de ácido fólico del 1.4 % al 28%, incrementando en 200 veces el número de mujeres beneficiadas en tres años.

Tamiz Neonatal

El inicio de la estrategia surge en la Secretaría de Sa- lud en 1988, difundiéndose posteriormente a todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud. A través del esfuerzo generado en las diferentes enti- dades federativas y de la propia Secretaría de Salud federal se ha logrado en los últimos años mejorar la cobertura de tamiz neonatal. La cual llegó en la población no asegurada en el 2000 de 85.5 al 88% en 2006. Así mismo, el número de niños hipotiroideos diagnosticados durante el periodo 2000-2006 pre- sentó una frecuencia de 1 por cada 1900 niños. En este momento el reto es garantizar la confirmación del diagnóstico y el inicio del tratamiento durante las primeras 4 semanas de vida.

Actualmente existen 12 laboratorios estatales y un central que procesan las muestras del tamiz, los cuales fueron automatizados y se ha incorporado un sistema de información para mejorar los procesos preanalítico (toma de muestra y envío), analítico (procesamiento químico de la muestra) y postana- lítico (confirmación tratamiento y seguimiento).

AIDEM

Aunque el Grupo de Atención Inmediata a Defuncio- nes Maternas (AIDeM) originalmente se conceptua- lizó para la atención materna, se incluyó la parte de análisis perinatal que permitió realizar entre 2005 y 2006 el análisis de defunciones perinatales en 49 hospitales relacionados con defunciones ma- ternas correspondientes a 19 entidades federativas. De 2,862 defunciones analizadas (Gráfica 6), 42% fueron clasificadas como fetales y 55% neonatales. De las defunciones neonatales, 45% corresponden a muertes que pueden evitarse con intervenciones en la mujer y en la embarazada (Metodología de periodos perinatales de riesgo de City Match/CDC avalada por OMS), correspondiendo con datos in- ternacionales en donde se describe un mayor riesgo de morir en las primeras horas de vida, ya que estas defunciones se encuentran en la etapa neonatal temprana. Esto permitió determinar la problemática existente y plantear las estrategias que necesaria- mente deben implementarse en el programa para obtener un impacto en la salud perinatal.

Misión

Ser el instrumento de la política pública mexicana en materia de salud materna y perinatal que establece los lineamientos para fortalecer la rectoría y la prestación de servicios que orienten los esfuerzos de todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud y de los diferentes niveles de gobierno, con el fin de ampliar las capacidades y oportunidades de las mujeres para ejercer su derecho a cursar un embarazo saludable, un parto seguro y un puerperio sin complicaciones, así como para prevenir la discapacidad por defectos al nacimiento y proteger el derecho a la salud del recién nacido.

Visión

En México en el año 2012, un mayor número de mujeres y recién nacidos tienen acceso a servicios de salud culturalmente competentes, organizados en redes resolutivas, que garan- tizan una atención oportuna y de calidad durante el embarazo parto, puerperio así como la atención de urgencias obstétricas y neonatales.

Objetivo General

Brindar información y servicios de salud de calidad para garantizar un embarazo saludable, un parto seguro y un puerperio sin complicaciones a todas las mujeres mexicanas, así como igualdad de opor- tunidades de crecimiento y desarrollo a todas las niñas y niños, desde antes de su nacimiento hasta los 28 días de vida.

Objetivos Específicos

Para alcanzar el objetivo general será necesario dar cumplimiento a los siguientes cuatro objetivos específicos:

  • Garantizar la prestación de servicios de salud oportunos, con calidad y seguridad durante el embarazo, parto, puerperio y en la atención de emergencias obstétricas (AEO) a todas las mujeres mexicanas sin distinción de condición socioeconómica, cultural y social.
  • Reducir las brechas existentes en las condiciones de salud para las mujeres durante el proceso reproductivo y para las niñas y niños durante los primeros 28 días de edad entre las entidades federativas y municipios con el menor Índice de Desarrollo Humano
  • Promover la atención integral y de calidad a las niñas y niños durante los primeros 28 días de vida para prevenir la discapacidad y favorecer su sano crecimiento y desarrollo
  • Fortalecer en los tres niveles de gobierno, las acciones de rectoría que contribuyan a mejorar las condiciones de salud materna y perinatal en la población mexicana, coordinando esfuerzos, unificando criterios y optimizando recursos.

Meta

  • Disminuir 24% la razón de mortalidad materna en relación con la registrada en el 2006
  • Disminuir la Razón de Mortalidad Materna en 50% en los 100 municipios de menor IDH.
  • Reducir en 15% la tasa de mortalidad neonatal con relación a la registrada en el 2006.
  • Aumentar a 92% la cobertura de atención del parto por personal capacitado en la población no asegurada.
  • Certificar a por lo menos 1,800 parteras tradi- cionales en todo el periodo.
  • Disminuir a 6.8% el porcentaje de bajo peso al nacer.
  • Realizar la prueba de tamiz neonatal al 90% de los recién nacidos

Estrategia

Con este abordaje a través de un modelo ecológico podemos corroborar que en la salud materna y peri- natal confluyen varios factores, actores y estrategias y que el esfuerzo para mejorar sus condiciones, si bien tiene su centro en los servicios de salud requie- re del concurso y del esfuerzo de una gran cantidad de protagonistas que deben alinear sus prioridades en torno a este problema de salud pública ya que ello representa tener como prioridad el desarrollo de México.

Estructura

Para asegurar una atención obstétrica y neonatal oportuna y de calidad es importante tener ciertos indicadores que nos marquen la trayectoria que llevamos para alcanzar la meta de mejorar las condi- ciones de salud materna y perinatal. Los siguientes son indicadores que recomienda la Organización Mundial de la Salud en estructura y recursos, por lo que debe buscarse su incorporación o adecuación a la situación nacional con la instancia competente de acuerdo con las condiciones demográficas y te- rritoriales de cada estado o región.

  • Un Hospital resolutivo por cada 500,000 habi- tantes.
  • Por cada 1,000 nacimientos se requieren 4 camas obstétricas por día.
  • Por cada 1,000 embarazadas se requieren 2 ca- mas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) obstétricos.
  • Por cada dos camas de obstetricia se requiere una sala de labor.
  • Por cada 1,000 nacimientos, se requieren por lo menos 4 Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN)
  • Por cada 1,000 nacimientos, se requieren por lo menos 4 Unidades de Cuidados Intermedios o cuneros patológicos.

Intervenciones necesarias para la atención de la salud durante el embarazo, parto y puerperio

Se ha documentado a nivel internacional que se debe de organizar la red de servicios, garantizando una serie de intervenciones estratégicas que han demostrado que son fundamentales para lograr disminuir la morbimortalidad materna y perinatal (intervenciones estratégicas). De acuerdo a la forma de organización de los servicios estatales de salud y de las instituciones públicas se deberá determi- nar en qué unidades médicas se otorgarán cada una de estas intervenciones de manera oportuna y adecuada.

Niveles de Responsabilidad

Para la salud materna y perinatal, las acciones com- prendidas a favor de la consecución de los objetivos, debemos determinar las áreas y sectores necesarios en la aplicación de intervenciones que la favorezcan, dichos actores soportan algún grado de responsabili- dad que, de cumplirlo, se cristalizarán los esfuerzos en la mejora de la salud materna y perinatal, de lo contrario, el cumplimiento de las metas de gobierno y aquellas contraídas a nivel internacional no serán alcanzadas.

Los diversos sectores involucrados en la mejora de la salud materna y perinatal deberán observar las estrategias propuestas, sin embargo, existen algunas más ,que, de no operarlas en conjunto con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva condicio- narán retraso en el cumplimiento de los objetivos planteados.

Problemática

La principal problemática identificada que sustenta las acciones que se realizarán durante la presente ad- ministración en el ámbito de la planificación familiar y anticoncepción, se describen a continuación:

Actividades desarticuladas de las Instituciones que conforman el del Sistema Nacional de Sa- lud. México ha establecido al Consejo Nacional de Población (CONAPO) como la instancia que define las políticas en materia demográfica y la coordinación en- tre las diversas instituciones involucradas incluyendo lo relativo a la planificación familiar y anticoncepción con el objetivo de establecer estrategias conjuntas y alineadas al programa de acción en correspon- sabilidad con la Secretaría de Salud, en el área de salud. Aún cuando se han presentado avances como la integración del Grupo Interinstitucional de Salud Reproductiva, se ha observado que las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Salud no se apegan o desconocen los lineamientos establecidos en el programa de acción y hasta el momento no se cuen- ta con un sistema de información unificado, ni con disponibilidad periódica de datos para la integración de la información nacional, lo que dificulta contar con una evaluación integral y continua de los indicadores nacionales relacionados con este programa.

Insuficiente difusión de los beneficios de la planificación familiar y anticoncepción. En los últimos años los mecanismos de difusión de los be- neficios de la panificación familiar y anticoncepción en los medios masivos de comunicación han sido mínimos, lo que ha contribuido a que la población en general no identifique la planificación familiar como un componente importante de su salud sexual y reproductiva y que favorece el desarrollo social, así también, no se difunde información sobre los mecanismos para el acceso a los servicios, generando una baja demanda en los grupos poblacionales de mayor rezago: urbano marginada, rural, indígena y adolescente

Deficiente oferta de servicios y abasto parcial de métodos anticonceptivos. Existen aún diversos factores que obstaculizan el ejercicio pleno del dere- cho de las personas y de las parejas a decidir sobre el número de sus hijos y el espaciamiento. Cuando una persona en edad fértil y con vida sexual activa, no desea tener hijos por un tiempo o definitivamente y no hace uso de métodos anticonceptivos, se dice que se encuentra en situación de demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos: Ésta situación puede ser debida a problemas de acceso a los servicios o al desconocimiento de los métodos de planificación familiar, de su forma de uso o lugar de obtención, o por presiones sociales y culturales que limitan su poder de decisión. En 2006, en el país se registró una demanda insatisfecha de doce por ciento, las entidades con mayor problemática son: Chiapas, Guerrero, Guanajuato Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Querétaro y San Luis Potosí.

Personal con deficiencias técnico-administrativas para la prestación de los servicios. De acuerdo a los resultados obtenidos por el Sistema de seguimiento de la calidad de los servicios de salud reproductiva y planificación familiar 2003, CONAPO/Sistema Na- cional de Salud, se destaca que el comportamiento en cuanto a la competencia técnica en general en las instituciones apenas alcanzó una calificación aceptable (60-70 puntos), que es un elemento indispensable para la adecuada prestación de los servicios de planificación familiar y anticoncepción

Rezago en población urbano-marginada, rural e indígena. A pesar de que en el indicador de pre- valencia de uso de métodos anticonceptivos entre el área urbana y rural, la brecha se ha disminuido de 19.7% en 1997 a 16.5% en 2006 ,4 continúa siendo un reto la necesidad de fortalecer el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva en las zonas rurales de mayor marginación, dando especial énfasis a la población indígena. Incluso es posible notar esa brecha en el porcentaje de mujeres que conocen métodos anticonceptivos según el lugar de residencia y su leve avance desde el año 1997.

Misión

Ser un programa que establezca los elementos rectores para las instituciones del Sistema Nacional de Salud que busca brindar información y servicios de calidad en planificación familiar y anticoncepción para contribuir a que la población disfrute de una vida sexual y reproductiva satisfactoria, saludable y sin riesgos, con absoluto respeto a sus derechos y a su libre decisión.

Visión

Programa consolidado que contribuya a que hombres y mujeres tomen decisiones responsables y libres sobre su vida reproductiva y el uso de servicios de planificación familiar y anticoncep- ción, con menores riesgos y mayor igualdad en las condiciones de salud.

Objetivo General

Contribuir a que la población mexicana disfrute de una vida sexual y reproductiva satisfactoria, saluda- ble y sin riesgos, mediante servicios de calidad en planificación familiar y anticoncepción, con absolu- to respeto a sus derechos y a su libre decisión.

Objetivos Específicos

  • Promover y difundir a la población los beneficios de la planificación familiar y la anticoncepción mediante acciones de promoción de la salud, dirigidas a lograr el ejercicio de una sexualidad responsable y protegida, en un marco de respeto a los derechos de las personas y con perspectiva de género
  • Proporcionar servicios de planificación familiar y anticoncepción de calidad con una amplia oferta de métodos anticonceptivos modernos y suficientes para que hombres y mujeres puedan decidir libremente y responsablemente sobre el método anticonceptivo que mejor cumpla sus expectativas
  • Disminuir la demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos mediante la oferta sistemática de metodología anticonceptiva, con énfasis en población con mayor rezago como adolescentes, indígenas y población rural.
  • Fortalecer la capacidad técnico-administrativa del personal de salud para la prestación de los servi- cios de planificación familiar y anticoncepción.
  • Incrementar la participación del hombre en la toma de decisiones reproductivas y el uso de métodos anticonceptivos.
  • Fortalecer la coordinación interinstitucional a fin de homologar la capacitación, el sistema de información, el monitoreo y evaluación del pro- grama para que favorezca la toma de decisiones, primordialmente en el aseguramiento del abasto y la mejora en el acceso y la prestación de servi- cios de planificación familiar y anticoncepción.

Meta

Para cumplir con estos objetivos que buscan mejo- rar los valores de los indicadores de salud y reducir las brechas o desigualdades, se seleccionaron siete metas estratégicas:

  • Aumentar para el 2012 la prevalencia de uso de métodos anticonceptivos al 75% en mujeres en edad fértil unidas.
  • Disminuir la brecha en población rural-urbana de prevalencia de uso de métodos anticonceptivos para el 2012 en cuatro puntos porcentuales, con respecto a la brecha de 16.5% estimada para el 2006.
  • Abatir a la mitad el desconocimiento de méto- dos anticonceptivos en población hablante de lengua indígena del país, respecto al registrado en el 2006.
  • Reducir el nivel de demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos en mujeres en edad fértil unidas en 20% entre 2006 y 2012 en los estados de Guerrero, Chiapas, Puebla, Oaxaca, Guanajuato y Michoacán.
  • Reducir el nivel de demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos en mujeres en edad fértil unidas en 10% en los estados de Tlaxcala, San Luis Potosí, Hidalgo, Veracruz, Zacatecas, Querétaro, Aguascalientes, Durango, Estado de México, Jalisco y Tabasco.
  • Alcanzar el 70% de cobertura nacional en anticoncepción post evento obstétrico en los hospitales prioritarios que atienden la mayor parte de los eventos obstétricos.
  • Incrementar en un 100% para el 2012, el número de vasectomías realizadas en el periodo 2001- 2006

Estrategia

La prestación de los servicios de planificación fa- miliar no sólo contempla la parte de la atención médica, requiere de la interacción de diversos fac- tores y niveles de participación que es importante identificar, como las políticas gubernamentales, el marco cultural del país, las actitudes de la pobla- ción, entre otras, así como los principales actores involucrados. En este marco se describen las prin- cipales estrategias enfocadas a la planificación de la familia y la anticoncepción mediante un Modelo Ecológico.

Problemática

México se clasifica como un país con epidemia concentrada, al tener prevalencias de VIH elevadas en grupos clave. Según los últimos datos disponibles, la prevalencia del VIH en HSH es de 10%; MTSC de 1.0%, HTSC de 12-15%,14 y UDI de 2.8%.15 Mientras que, en población adulta (15-49 años) es de 0.3%, de acuerdo a las estimaciones recientes del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (CENSIDA) y Organismo de Naciones Unidas para el SIDA (ONUSI- DA), quienes calcularon que, en México existen 200 mil personas adultas infectadas por el VIH

Esta misma tendencia, se corrobora al analizar los casos acumulados de SIDA por tasas de afectación, en donde se observa que los HSH presentan las tasas más altas con 36.2 casos acumulados por cada mil personas; seguida de hombres UDI 26.7; HTSC 11.3; MTSC 3.2; hombres heterosexuales 0.7 y mujeres heterosexuales 0.3.17

Incluso, al analizar sólo las tasas de afectación anuales de los casos por transmisión sexual, que constituye la principal vía de transmisión del VIH, se observa una mayor afectación en el grupo HSH, y en mucho menor medida en los grupos de varones y mujeres heterosexuales (2007: 164, 3.3 y 2.5 casos acumulados por 100 mil personas, respectivamen- te)

Desde 1983, año en que inició esta epidemia en nuestro país, hasta el 15 de noviembre del 2007, se han contabilizado en forma acumulada 115,651 casos de SIDA, de las cuales el 83% son hombres y el 17% son mujeres. Por cada cinco casos acumulados de VIH/SIDA en hombres se ha observado un caso en mujeres; y en lo casos sexuales esta relación se conserva. Las personas de 15 a 44 años de edad constituyen el grupo más afectado con 78.6% de los casos registrados

En los casos pediátricos (menos de 15 años), 84.4% de los casos acumulados se relacionan con la transmisión perinatal; 11.9, con la transmisión sanguínea, y 3.7% con la vía sexual.

En adultos (15 años o más), la transmisión sexual ha sido la causante de nueve de diez casos acumulados de SIDA. Menos de un caso de cada diez se originó por vía sanguínea (0.4) y la categoría combinada de hombres que tienen sexo con otros hombres y usuarios de drogas inyectadas (HSH/UDI), (0.8).

Un análisis por entidad federativa muestra la heterogeneidad de epidemias existentes al interior del país, tanto en términos de los modos de transmisión presentes, como del tamaño de las mismas y los recursos con los que se cuenta para dar respuesta a este problema de salud.

  • Distrito Federal (236 por cada 100 mil habitantes)
  • Baja California (176 por cada 100 mil habitantes)
  • Morelos (160 por cada 100 mil habitantes)
  • Yucatán (152 por cada 100 mil habi- tantes)
  • Nayarit (146 por cada 100 mil habitantes)
  • Veracruz y Jalisco (144 por cada 100 mil habitantes)

Presentan las tasas de incidencia acumulada más altas; mientras que el mayor número de casos acumulados se concentran en Distrito Federal, México, Veracruz, Jalisco, que en su conjunto, tienen el 46% del total.

Misión

Es un Programa que promueve la prevención y el control de la epidemia del SIDA, mediante políticas públicas, promoción de la salud sexual y otras estrategias basadas en la evidencia para disminuir la transmisión del VIH e ITS y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas, en un marco de respeto a los derechos de toda la población.

Visión

En el 2012, será un Programa consolidado que logra una clara tendencia a la disminución de la prevalencia del VIH e ITS, con acceso a los servicios de prevención y la mayoría de la población con prácticas sexuales protegidas o seguras; las personas afectadas acceden a la atención inte- gral de alta calidad, sustentable, eficiente en ambientes libres de estigma y discriminación; con participación multisectorial y de la sociedad civil, bajo la rectoría de la Secretaría de Salud.

Objetivo General

Disminuir el crecimiento y los efectos de la epidemia del VIH/SIDA y otras ITS en el país, a través del fortalecimiento de la respuesta y la experiencia acumulada de todos los sectores, que permitan el acceso de todas las personas, incluyendo a las poblaciones clave, a servicios de prevención y atención, para incrementar sus capacidades en el autocuidado de la salud sexual.

Objetivos Específicos

Garantizar que las personas con VIH cuenten con oportunidades efectivas para ejercer a plenitud sus derechos constitucionales, con énfasis en su derecho a la salud, en un marco de respeto a su dignidad y a la diversidad sexual.

  • Promover la sustentabilidad de estrategias que han permitido que no se generalice la epidemia en el país.
  • Mejorar el acceso y la calidad de la atención integral por personal calificado a todas las per- sonas con VIH y otras ITS.
  • Fortalecer la participación de la sociedad civil y las personas con VIH en los programas de prevención, así como en las campañas dirigidas a disminuir el estigma, la discriminación y la homofobia en poblaciones clave.
  • Fortalecer la coordinación, capacitación, y movilización de los recursos necesarios en los servicios de atención prenatal, para interrumpir la transmisión perinatal del VIH y la sífilis.

Meta

En la matriz que a continuación se muestra, se encuentran definidas y asignadas por objetivo es- pecífico las metas con sus respectivos indicadores; así como también se precisan las metas anuales para el período 2007-2012, las cuales servirán como insumos al momento de realizar el monitoreo y la evaluación del programa de acción

Objetivo Meta Indicador Logro al 2012
Promover la sustentabilidad de es- trategias que han permitido que no se generalice la epidemia en el país Lograr que todas las Institucio- nes del sector salud ofrezcan servicios de detección voluntaria del VIH a la población usuaria de los servicios públicos de salud Porcentaje de la población con comportamiento de riesgo que se ha realizado la prueba de de- tección del VIH, en los servicios públicos de salud Fuente: Estimaciones CENSIDA con Base en los Informes de la Seguridad Social y la Secretaría de Salud. 23% de la población con comportamiento de riesgo que se ha realizado la prueba de detección del VIH
Fortalecer la coordinación, capaci- tación, y movilización de los recur- sos necesarios en los servicios de atención prenatal, para interrumpir la transmisión perinatal del VIH y la sífilis Fortalecer la coordinación, capaci- tación, y movilización de los recur- sos necesarios en los servicios de atención prenatal, para interrumpir la transmisión perinatal del VIH y la sífilis Porcentaje de detecciones de VIH en embarazadas Fuente: SS/GIS/Comité de M&E del CONASIDA. Boletín del GIS. CENSIDA 100% de las embarazadas se realizan la prueba de detección de VIH
  Realizar la detección de sífilis al 100% de las embarazadas que se atienden en las Instituciones del Sector Salud. Porcentaje de detecciones de sífilis en embarazadas Fuente: GIS/Comité de M&E del CONASIDA. Boletín del GIS. CENSIDA 100% de las embarazadas se realizan la prueba de detección de sífilis
Mejorar el acceso y la calidad de la atención integral por personal calificado a todas las personas con VIH y otras ITS Para el 2012, disminuir en 30% el costo promedio de tratamien- to ARV por paciente. Porcentaje de reducción del costo promedio de terapia de inicio a tratamiento ARV Fuente: CONASIDA 30% ha disminuido el costo promedio de tratamiento ARV

Estrategia

La mayor parte de los recursos deberán ser asignados por el nivel estatal; sin embargo, existen asignaciones compartidas con el nivel federal, tales como, la compra de ARV; el financiamiento para proyectos de prevención; la compra de insumos como pruebas rápidas y condones; la construcción y equipamiento de CAPASITS; y la capacitación; entre otros aspectos.

Las nuevas responsabilidades del Programa Nacional, en especial las nuevas funciones de promo- ción de la salud sexual, requieren del fortalecimiento de la estructura del CENSIDA y de un proceso de rediseño funcional que refleje las estrategias, la focalización de proyectos y la priorización de inter- venciones, las cuales se observan en el siguiente a cuadro.

Los recursos humanos con los que cuenta el programa nacional, se refieren en el nivel rector al CENSIDA, con la siguiente estructura: un director general; tres directores de área; catorce mandos superiores y medios, y una plantilla de 60 personas

En el nivel de las entidades federativas, con excepción del Distrito Federal, Jalisco y Oaxaca, las estructuras administrativas de los programas en general son débiles con un número muy limitado de recursos humanos, e incluso en algunos casos con sólo una persona como responsable de todo el programa, por lo que requieren ser fortalecidas con recursos humanos que puedan dar seguimiento a la calidad de la atención de pacientes, que puedan coordinar las estrategias de prevención que desarrollen las ONG, que se responsabilicen de la promoción de la salud sexual, y que promuevan la participación multisectorial para la respuesta estatal al VIH.

Problemática

Las Enfermedades Transmitidas por Vectores (ETV) representan un importante problema de salud pública en México. Se estima que cerca de 60% del territorio nacional presenta condiciones que favorecen la transmisión de las ETV, en donde residen más de 50 millones de personas y se localiza la mayor parte de los centros agrícolas, ganaderos, industriales, pesqueros, petroleros y turísticos, de importancia para el país. Dentro de las ETVs, la más importante en México es el dengue. Es una arbovirosis asociada al ambiente urbano domésti- co, a los hábitos de la población y a la carencia de servicios básicos como el suministro de agua, así como la falta de recolección de basura y deshechos de la vivienda.

El dengue afecta actualmente a 112 países en los que se presentan más de 100 millones de casos de dengue clásico y medio millón de casos de fiebre hemorrágica, con varios miles de defunciones anuales. En el continente americano el dengue se considera la enfermedad re-emergente más importante y sus formas hemorrágicas son cada vez de mayor relevancia, especialmente debida al aumento progresivo en el número de defunciones. Las altas tasas de morbilidad y mortalidad, son capaces de bloquear las actividades económicas de ciudades y países y colapsar los servicios de salud de cualquier región cuando se presentan epidemias de fiebre hemorrágica por esta enfermedad.

El mosquito transmisor del dengue, Aedes ae-gypti, es un ejemplo de adaptación de una especie al ámbito humano, con criaderos, hábitats, fuente de alimentación y desplazamiento activos y pasivos ligados al entorno domiciliario.

La enfermedad está condicionada en buena medida a la distribución del Aedes aegypti, que se reproduce en las viviendas de prácticamente todas las zonas urbanas del área de riesgo en México. En estas áreas, las condiciones para la proliferación del vector se presentan en una sociedad donde prevalecen la falta de conciencia, conocimiento y actitud de las familias en el control y eliminación de criaderos, así como la carencia de prácticas de autoprotección, como el uso de mosquiteros en puertas y ventanas o el uso de insecticidas domésticos, además de la dificultad para que los programas locales de control implementen de forma oportuna, secuencial, sincronizada y con cobertura completa, las acciones anti-vectoriales, incluyendo la integración y participación de la comunidad.

Misión

Contar con un programa de cobertura universal y calidad que permita la disminución de la carga de enfermedad por dengue y dengue hemorrágico en la población mexicana, mediante acciones de manejo integrado, que aumenten la seguridad ambiental, eviten aumentos en la acumulación de reservorios o vectores, promuevan la educación sanitaria, basada en la eliminación de riesgos y criaderos potenciales y generen un cambio de actitud en torno al cuidado del agua en la población de áreas endémicas.

Visión

Ser un programa de vanguardia y liderazgo nacional e internacional con participación inter- sectorial, basado en compromisos de los tres órdenes de gobierno y la comunidad así como la aplicación de medidas innovadoras, oportunas, sincronizadas y permanentes, para mantener el control del dengue en todo el país.

Objetivo General

Prevenir y controlar el dengue y sus complicaciones mediante estrategias de manejo integrado con par- ticipación social y multisectorial.

Objetivos Específicos

  • Fomentar la mejora continua de los procesos de prevención y control del dengue con integración interinstitucional para reducir exposición al riesgo.
  • Intensificar las acciones de promoción y pro- tección de la salud con corresponsabilidad municipal y ciudadana para el auto-cuidado de la salud y fomento de entornos saludables.
  • Evitar el incremento en la incidencia y la morta- lidad por dengue posterior a desastres naturales y atender con oportunidad eventos emergentes, con acciones simultáneas y participación mul- tisectorial.
  • Mejorar la oportunidad y calidad de la vigilancia epidemiológica y entomológica para la toma de decisiones.

Meta

Impacto

  • Reducir la incidencia de dengue:
    • Reducir la incidencia de dengue clásico y hemorrágico en 10% anualmente, para el periodo 2008-2012.
    • Mantener la letalidad por debajo de 1% para el periodo 2008-2012.

Impacto Intermedio

Control larvario

  • Reducir el índice de casas positivas a larvas de Aedes aegypti por debajo del 3% en 2008.
  • Mantener el índice de casas positivas a larvas de Aedes aegypti por debajo de 3% anualmente para el periodo 2008 - 2012.

Proceso

Cobertura de atención hospitalaria

  • Lograr 95% de atención hospitalaria en casos de dengue hemorrágico en 2008
  • Lograr 95% de atención hospitalaria en casos de dengue hemorrágico, anualmente para el periodo 2008 - 2012.

Cobertura de patio limpio

  • Aumentar la proporción de manzanas con patio limpio en 10% (manzana con patio limpio = manzana con menos de 10% de viviendas con larvas y con cero pupas en 2008) en 82 locali- dades prioritarias.
  • Aumentar a 37.5% la proporción de manzanas con patio limpio para el periodo 2008 – 2012 en 82 localidades prioritarias

Productos

Comunicación social de riesgos

  • Lograr 65% del total de la población informada en 2008.
  • Alcanzar 90% del total de la población para el periodo 2008-2012.
  • Lograr la participación municipal en las acciones de prevención y control
  • Cubrir 39 municipios prioritarios con participa- ción efectiva en 2008
  • Lograr 100% de cobertura de municipios priori- tarios en 27 estados con transmisión en 2008- 2012

Cobertura efectiva de atención de brotes ante desastres naturales

  • Atender 100% de los desastres naturales de las entidades federativas con capacidad de respues- ta rebasada en 2008
  • Atender 100% de los desastres naturales de las entidades federativas con capacidad de respues- ta rebasada en 2008-2012.

Estrategia

Dentro del modelo operativo del programa se han identificado tres niveles de corresponsabilidad en las acciones de prevención y control:

  • La coordinación entre federación-estado-muni- cipios como base para la integración de otros sectores e instituciones que pueden jugar un papel relevante en las acciones preventivas.
  • Acciones selectivas hacia grupos y personas que puedan convertirse en agentes de cambio que son piezas fundamentales en la modificación de hábitos y de actitud en la población.
  • Acciones dirigidas hacia la población teniendo como interlocutores a los servicios y organiza- ciones sociales y gubernamentales que pueden incidir en el autocuidado de la salud de la po- blación y la protección de la vivienda.

Problemática

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que un tercio de la población se encuentra infectada por el Mycobacterium tuberculosis y estima que durante 2005 se registraron 8.8 millones de casos nuevos de tuberculosis, de los cuales 7.4 millones se presentaron en Asia y África Subsahariana. Ese mismo año, la TB causó la muerte de 1.6 millones de personas, entre ellas 195,000 infectadas por el VIH. Se considera que un enfermo de TB pulmonar que no recibe tratamiento puede infectar de 10 a 15 personas en el transcurso de un solo año y 5 a 10% de los infectados pueden desarrollar la enfermedad en algún momento de su vida

Debido a su magnitud y trascendencia, la TB pulmonar representa un problema prioritario de salud pública en México, ya que afecta a cualquier edad y con mayor frecuencia a la población en edad productiva, en particular al sexo masculino.

El Plan Regional para las Américas de la OPS/ OMS, ubica a México dentro del grupo de países que presenta una incidencia estimada de 0 a 24 por cada 100 mil habitantes y tiene una cobertura TAES mayor del 90%, en el cual se incluyen Argentina, Belice, Panamá y Venezuela. El grupo ha presentado una disminución de la incidencia de TB a partir del año de 1998, atribuida al impacto de la tendencia de México que concentra cerca del 48% del total de los casos y 61% de la población.

Morbilidad

De acuerdo con la información disponible en el componente de tuberculosis del SINAVE11, en nuestro país se registran cada año cerca de 15 mil casos nuevos de tuberculosis pulmonar y cerca de dos mil defunciones por esta causa, lo que representa una importante pérdida de años potenciales de vida saludable y, por consiguiente, un obstáculo para el desarrollo socioeconómico de México, ya que el promedio de edad de muerte por este padecimiento es de 54 años.

En México, en 2007 se registraron 17,329 casos de tuberculosis en todas sus formas clínicas, con una tasa de 16.38 por cada 100 mil habitantes, lo que refleja una disminución de 10.5% respecto a la tasa registrada en el 2000, cuando se identificaron 18,434 casos con una tasa de 18.3 por cada 100 mil. Del total de casos notificados en 2007, 14,550 correspondieron a tuberculosis pulmonar (13.8 por 100 mil), lo que representó una disminución de 7% respecto a los 15,649 casos del 2000.

La situación de la tuberculosis pulmonar en las entidades federativas presenta patrones de concentración bien definidos de estados con tasas de incidencia elevadas, principalmente en occidente y Golfo de México y con menor incidencia en los estados del centro. Cabe señalar que Tamaulipas y Baja California duplican la tasa nacional (13.8), y junto con Veracruz, Chiapas, Nuevo León, Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Guerrero, Sonora, Oaxaca y Chihuahua concentran 70% de los casos identificados en el país.

La TB sigue siendo más frecuente en los varones (razón hombre:mujer 1.5:1), aunque varía de un estado a otro, lo que puede deberse a factores sociales y de comportamiento, ya que en la edad pediátrica prácticamente no existe diferencia (razón 1.1:1).

Sólo uno de cada 10 casos (11%) se presenta en menores de 19 años y las tasas más altas se ubican en los grupos de 60 años y más

Del total de casos registrados en 2007, 84% corresponde a la forma pulmonar, 5% a ganglionar, 1% a meníngea y el resto (10%) a otras formas. La mitad de los casos no presenta ninguna enfermedad concomitante, no obstante las más frecuentemente asociadas a tuberculosis son: diabetes mellitus con 18% (35% en mayores de 40 años), desnutrición 11.6% (24% en niños), alcoholismo 6.8% y VIH/SIDA 4%.

La desagregación por régimen de acceso a los servicios, señala claramente que siete de cada 10 casos corresponden a población abierta y el restante 30% a población con acceso a seguridad social.

Mortalidad

En 2006 la tasa de mortalidad por tuberculosis pulmonar fue de 1.8 por cada 100 mil habitantes, al haberse registrado 1,924 defunciones por esta causa, lo que refleja una disminución importante respecto al año de 1997, cuando se registraron 3,663 defunciones con una tasa de 3.9. Comparando 2006 con 2000, cuando se registraron 2,850 defunciones y una tasa de 2.8 se advierte un descenso de casi 32%.

De acuerdo a su distribución geográfica, las entidades federativas con el mayor número de defunciones por TB pulmonar durante 2006 fueron:

  • Veracruz (168)
  • Chiapas (204)
  • Baja California (234)
  • Jalisco (120)
  • Nuevo León (120)

y que, en conjunto, concentran 45% de las defunciones.Se identifican los estados con las tasas más altas siendo Baja California, Chiapas y Nayarit los más afectados

Misión

Contribuir a alcanzar una mejor calidad de vida de los pacientes y la población en riesgo, mediante acciones integradas y permanentes de promoción, prevención, tratamiento y vigilancia de la tuberculosis, reduciendo los riesgos de enfermar y morir por esta causa.

Visión

Ser un Programa Líder para lograr un “México Libre de Tuberculosis”, a través del establecimiento de prácticas orientadas al mejoramiento de la salud de la población con igualdad de oportunidades, sin distinción de género o categoría social.

Objetivo General

Disminuir el riesgo de enfermar y morir a causa de la tuberculosis, mediante el acceso universal a un diagnóstico y tratamiento efectivos, a través de la aplicación de acciones tendientes a proteger y atender con calidad y humanismo a las poblaciones vulnerables.

Objetivos Específicos

  • Consolidar la cobertura de la estrategia TAES de calidad, mediante los componentes sustantivos de detección, diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis pulmonar (TBP) en las 32 entidades federativas, en los ámbitos público y privado.
  • Brindar atención integral a pacientes con tuberculosis resistente a fármacos (TB-MDR y TB-XDR) y casos co-infectados con VIH.
  • Fomentar hábitos de auto-cuidado para la prevención y atención de la tuberculosis mediante acciones de Abogacía, Comunicación y Movilización Social, para incrementar corresponsabilidad.

Meta

Impacto Final

Disminuir 3% la incidencia anual por tuberculosis pulmonar, hasta alcanzar una tasa de 11.8 por 100 mil habitantes en el periodo.

Impacto Intermedio

  • 2008: Lograr una tasa de curación de 73% de los casos de TBP ingresados a tratamiento.
  • 2007-2012: Lograr una tasa de curación de 85% de los casos TBP ingresados a tratamiento al final del periodo.

Proceso

  • 2008: Alcanzar una detección de 62% de los casos esperados de TBP confirmados por laboratorio.
  • 2007-2012: Alcanzar una detección de 70% de los casos esperados de TBP confirmados por laboratorios al final del periodo
  • 2008: Alcanzar una cobertura de tratamiento de 50% en pacientes con TB-MDR con tratamiento estandarizado
  • 2007-2012: Alcanzar una cobertura de tratamiento de 80% en pacientes con TB-MDR con tratamiento estandarizado al final del periodo.
  • 2008: Lograr una cobertura de tratamientos supervisados de 75% en los casos confirmados por laboratorio.
  • 2007-2012 Lograr una cobertura de tratamientos supervisados de 95% en los casos confirmados por laboratorio al final del periodo.
  • 2008: Alcanzar cobertura de consejería y pruebas de VIH, en 30% de pacientes con TB y vida sexual activa.
  • 2007-2012: Alcanzar cobertura de consejería y pruebas de VIH, en 70% de pacientes con TB y vida sexual activa al final del periodo.
  • 2008: Lograr una cobertura de tratamiento en 30% de las personas con VIH-SIDA que requieren quimioprofilaxis para TB con isoniazida
  • 2007-2012: Lograr una cobertura de tratamiento en 50% de las personas con VIH-SIDA que requieren quimioprofilaxis para TB con isoniazida al final del periodo.

Producto

  • 2008: Alcanzar una cobertura de 50% de jurisdicciones con Red TAES de enfermería activa.
  • 2007-2012: Alcanzar una cobertura de 90% de jurisdicciones con Red TAES de enfermería activa al final del periodo.
  • 2008: Activar 15 Comités estatales “Alto a la TB”.
  • 2007-2012: Activar 20 Comités estatales “Alto a la TB” al final del periodo.
  • 2008: Elaborar los protocolos de 10 proyectos de investigación operativa.
  • 2007-2012: Elaborar los protocolos de 26 proyectos de investigación operativa al termino del periodo.
  • 2008: Publicar 3 artículos o boletines sobre TB.
  • 2007-2012: Publicar 10 artículos o boletines sobre TB al final del periodo.

Estrategia

Con el objetivo de cortar la cadena de transmisión de la tuberculosis, disminuir el impacto de la enfermedad en los individuos y la comunidad, así como la construcción de entornos saludables, y acorde con los principios rectores de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que precisa reforzar los sistemas de atención de salud mediante la adopción de medidas específicas de inversión y de co-participación de todos los sectores involucrados, para disminuir los costos de salud y así enfrentar los desafíos, en México se ha desarrollado un Modelo de acciones preventivas dirigidas a las personas, que se combinan con intervenciones dirigidas a otros sectores de la población con tres enfoques:

  • 1. Universales: Promoción de la salud y participación comunitaria
  • 2. Focalizadas o Selectivas: Detección, Diagnóstico, Vigilancia epidemiológica, Atención a grupos vulnerables, Alianzas “Alto a la TB”, Desarrollo del potencial humano e Investigación
  • 3. Dirigidas o indicadas: Tratamiento, Atención de TB-MDR, Binomio TB-VIH/SIDA, TB/ Diabetes mellitus.

¿Qué son las Urgencias Epidemioligicas y Desastres?

Problemática

México, sin duda es uno de los países con mayores riesgos para la ocurrencia de desastres de origen natural, y dadas las condiciones que prevalecen en los ámbitos económicos y sociales, aún mantiene la ocurrencia relativa frecuencia de brotes de enfermedades, sobre todo de varicela, hepatitis A, intoxicaciones por consumo de alimentos en malas condiciones sanitarias, dengue o diarreas, siendo estos últimos los más rercurrentes.

En cuanto a las urgencias epidemiológicas, podemos recalcar el riesgo que representa las originadas por enfermedades emergentes y reemergentes, que pueden tener catastróficos resultados.

En este sentido, es importante recalcar que las enfermedades emergentes (recientemente identificadas y antes desconocidas) que ocasionan brotes, constituyen un problema de salud pública por el impacto que pueden tener tanto en la salud como en la economía mundial. Asimismo, las enfermedades reemergentes son enfermedades conocidas que ya habían sido controladas y que dejaron de considerarse como problema de salud pública en un momento dado, pero al reaparecer, a menudo cobra proporciones epidémicas sobre la salud poblacional.

Dentro de las enfermedades emergentes y reemergentes de interés por el impacto que pueden tener en nuestro país, se encuentran:

  • Aquellas ocasionadas por agentes infecciosos altamente contagiosos que pueden ser utilizados como armas biológicas (ántrax, viruela, peste, botulismo y tularemia)
  • Síndrome Agudo Respiratorio Severo (SARS)
  • Pandemia de Influenza, por tratarse de una enfermedad respiratoria altamente contagiosa con un periodo de latencia corto y con una alta tasa de letalidad.

Con respecto a los desastres podemos mencionar la situación que tiene nuestro país en relación SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE LA SALUD a los riesgos para presentar este tipo de eventos con afectación a la salud de la población, y en este sentido por ejemplo, para los desastres podemos mencionar que el territorio nacional se encuentra sujeto a gran variedad de fenómenos que pueden causarlos, por ejemplo, México se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, por lo que se tiene una fuerte actividad sísmica y volcánica. Dos terceras partes del país tienen un riesgo sísmico importante, originado por los terremotos en la Costa del Océano Pacifico por las placas tectónicas de Cocos y de Norteamérica.

Misión

Desarrollar acciones oportunas y eficientes, con sensibilidad y solidaridad, para las tres fases de una urgencia epidemiológica o desastre, que permitan mitigar el impacto en la salud de la población derivado de dichas situaciones adversas

Visión

Constituir un programa modelo a nivel mundial de respuesta de manera oportuna y eficiente a las necesidades de atención a la salud pública de la población afectada por urgencias epidemiológicas o desastres

Objetivo General

Las acciones establecidas en el presente Programa, están enfocadas al cumplimiento de los siguientes objetivos, los cuales, igualmente, contribuyen al logro de los referidos en el PROSESA 2007-2012:

General

Proteger la salud de la población de los riesgos y daños originados por una emergencia en salud, a través de la aplicación de las medidas preventivas y de control, con base en los componentes de acción establecidos en el programa.

Objetivos Específicos

  • Mejorar la coordinación para una mejor atención de las emergencias en salud, a través del Comité Nacional y los Comités Estatales para la Seguridad en Salud.
  • Mejorar el sistema de información, monitoreo y alertamiento temprano de emergencias en salud (eventos de interés epidemiológico).
  • Organizar la capacidad de respuesta a nivel nacional en caso de aparición de enfermedades emergentes y reemergentes, y ante eventos epidemiológicos de importancia internacional.
  • Garantizar la capacitación y actualización continua del personal responsable del programa al nivel estatal.
  • Establecer las Reservas Estratégicas Nacional y Estatales de medicamentos y otros insumos necesarios para la atención de emergencias en salud.
  • Vigilar que las emergencias en salud se atiendan se acuerdo a la NOM-017-SSA2-1994 para la vigilancia epidemiológica y a los componentes de acción del programa.

Meta

  • Activar los 32 Comités Estatales para la Seguridad en Salud
  • Verificar el 90% de los sitios designados como albergues temporales en cada Entidad Federativa
  • Desarrollar y mantener el Sistema de Monitoreo, Notificación y Alertamiento Temprano de Emergencias en Salud
  • Desarrollo de los 32 Planes Estatales de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Influenza
  • Organización de seis talleres regionales de capacitación anuales
  • Instrumentación de la Reserva Estratégica Nacional

Estrategia

El Programa Nacional de Urgencias y Desastres opera desde la Dirección de Urgencias Epidemiológicas y Desastres en el nivel federal y sus contrapartes en los Servicios Estatales de Salud de las 32 Entidades Federativas. En su momento, la atención de las emergencias se realiza en forma coordinada y en conjunto con las instancias del sector salud y otras relacionadas con la eliminación y control de riesgos a la salud

En los SESAs, los responsables del Programa se encuentran en las áreas de Salud Pública, ya sea como una oficina específica o dentro de las áreas de Vigilancia Epidemiológica. Cada Entidad Federativa cuenta con un Coordinador del Programa tanto a nivel estatal como jurisdiccional para la aplicación de las acciones locales todos los niveles organizacionales.

Problemática

El envejecimiento es un proceso de la vida, que no es sinónimo de enfermedad; sin embargo, muchas patologías inician en etapas tempranas de la vida y persisten al llegar a la vejez, asociándose a comorbilidades y complicaciones.

En los países de ingresos bajos y medios, los adul- tos mayores son especialmente vulnerables a padecer ECNT así como las infecto-contagiosas. En dichos países, las personas tienden a desarrollar enfermedades a edades más tempranas y sufrirlas por periodos más largos, a menudo con complicaciones prevenibles lo que conduce a un incremento de la mortalidad prematura, respecto a la de los países de altos ingresos.

De acuerdo al Consejo Nacional de Población (CONAPO), en el 2007 el número de adultos mayores estimado era de 8,476,136 de los cuales, 54.3% son mujeres y 45.7% son hombres; un 45.6% de los adultos mayores cuentan con algún tipo de seguridad social y de éstos, 46.8% están registrados de manera simultánea en dos o mas instituciones de seguridad social. Existe una tendencia hacia un crecimiento poblacional de adultos mayores, el cual es atribuible al aumento de la esperanza de vida, lo que contribuye al incremento de diversas enfermedades

En países en desarrollo como el nuestro, el fenómeno de la transición epidemiológica y demográfica, ha generado polarización de las patologías, por un lado, se presenta un rezago en la atención de las enfermedades transmisibles y por otro, en las últimas décadas ha habido un aumento incesante de las ECNT. Sumado a lo anterior, la detección de padecimientos de mayor incidencia en el adulto mayor es inoportuna, parcial e inadecuada, además de que existe entre la población una limitada percepción y desconocimiento de las enfermedades y discapacidades de mayor prevalencia en este grupo de edad. Lo anterior refleja un modelo de atención con limitaciones para atender éste grupo poblacional

Mortalidad

En el año 2000, las principales causas de mortalidad en la población adulta mayor fueron: la diabetes mellitus, enfermedades isquémicas del corazón, cerebrovasculares, pulmonares obstructivas crónicas y las hipertensivas. En conjunto alcanzaron un total de 99,809 defunciones, lo que corresponde a 46.1% del total de fallecimientos registrados en ese año. Al compararlas con 2006, estas mismas causas ocuparon una secuencia similar con una frecuencia relativamente mayor al haber alcanzado durante ese año un total de 129,455 defunciones, lo que representa 48.6% del total nacional. Las tasas de mortalidad por estas causas durante 2006 alcanzaron cifras de 743.2 muertes por cada 100 mil habitantes para diabetes mellitus, 717.2 enfermedades isquémicas del corazón, 372.7 para enfermedades cerebrovasculares, 303.5 para enfermedad pulmonar obstructiva crónica y 179.7 enfermedades hipertensivas

Morbilidad

Actualmente los reportes generados por los sistemas oficiales de información en salud, en específico los referentes a morbilidad, dado que su diseño no permite conocer los casos confirmados de las enfermedades de mayor afectación para el grupo de 60 años y más. Sin embargo, las nuevas necesidades surgidas por la transición epidemiológica dan como resultado replantear una adecuación al sistema de información en el adulto mayor.

Las diez principales causas de morbilidad del sector durante el 2006 son:

  • Infecciones respiratorias agudas
  • Infecciones de vías urinarias
  • Infecciones intestinales por otros organismos y mal definidas
  • Úlceras, gastritis y duodenitis
  • Hipertensión arterial sistémica
  • Diabetes mellitus
  • Gingivitis y enfermedades periodontales
  • Amebiasis intestinal
  • Otitis media aguda
  • Enfermedades isquémicas del corazón

Misión

Ser un Programa Sectorial que establezca y unifique estrategias y lineamientos en materia de prevención y promoción de la salud en la población adulta mayor para lograr un envejecimiento activo y saludable en el marco de la Estrategia Nacional de Prevención y Promoción para una Mejor Salud en la población mexicana.

Visión

Ser un Programa de excelencia, líder en la vigilancia, prevención y protección de la salud de los adultos mayores en el ámbito nacional e internacional y capaz de cumplir con su misión en un ambiente de trabajo que fomente el desarrollo humano, la satisfacción entre los usuarios y prestadores de servicios.

Objetivo General

Desarrollar un diagnóstico situacional de los adultos mayores para implementar modelos de atención que promuevan un envejecimiento activo y saludable en México, mediante intervenciones basadas en las mejores evidencias científicas.

Objetivos Específicos

  • Promover e implementar el desarrollo de diagnósticos estatales sobre las necesidades sentidas y reales de los adultos mayores.
  • Fortalecer la coordinación interinstitucional e intersectorial en favor del envejecimiento activo y saludable.
  • Implementar esquemas de prevención y control de las enfermedades en los adultos mayores para promover un envejecimiento activo y saludable.
  • Coadyuvar en la instalación de estructuras dentro del Sistema Nacional de Salud que aborden la epidemia de enfermedades crónicas y la atención al envejecimiento.
  • Mejorar las habilidades y competencias de los profesionales de la salud a través de la capacitación a distancia y presencial en el área de atención al envejecimiento.
  • Generar información oportuna y de calidad a escala nacional, estatal y regional para la eva- luación de las acciones del Programa y favorecer la toma de decisiones.

Meta

Estrategia

Para cumplir con los objetivos y las metas planteadas del Programa de Atención al Envejecimiento 2007- 2012, se presentan las siguientes estrategias

  • Creación de mecanismos rectores del Sistema Nacional de Salud para abordar y modificar los entornos y los determinantes de las patologías más prevalentes en la población adulta mayor a fin de lograr un envejecimiento activo y saludable.
  • Desarrollo de modelos de salud que brinden atención multidisciplinaria e integrada para un envejecimiento activo y saludable, que forta- lezcan la infraestructura con la participación de los distintos sectores y órdenes de gobierno.
  • Fortalecimiento de la coordinación del CONAEN, COESAEN y organismos internacionales para la implementación y desarrollo de los diagnósticos estatales, para la toma de decisiones e implementación de políticas públicas a favor de un envejecimiento activo y saludable.
  • Implementación de campañas de comunicación social y educativa, en pro de un envejecimiento activo y saludable en la agenda de todos los grupos de edad, dentro del marco de la Estrategia Nacional de Promoción y Prevención para una Mejor Salud.
  • Innovación en la prestación de servicios de salud, para la detección y diagnóstico oportuno de las enfermedades sujetas a programa que afectan a la población adulta mayor usuaria de los servicios del Sistema Nacional de Salud.
  • Adecuación y fortalecimiento de los sistemas de información a nivel institucional e interinstitucional para las necesidades de seguimiento y evaluación del Programa.
  • Fortalecimiento del componente educativo (alfabetizar en el envejecimiento activo y saludable) dirigido a la comunidad, sus familias y la población en riesgo con énfasis durante las Semana de Salud para Gente Grande (con periodicidad anual).
  • Desarrollo y fortalecimiento sectorial (incluido el Seguro Popular) de la capacitación para mejo- rar la calidad en la atención que brinda el equipo responsable del adulto mayor, a fin de favorecer un envejecimiento activo y saludable.
¿Qué es la Salud Sexual y Reproductiva para Adolecentes?

Problemática

En México, el número de adolescentes de 10 a 19 años, casi se duplicó de 11.7 millones en 1970 a 22.2 millones en el año 2006, representando el 21% de la población total.

El inicio de la vida sexual es un aspecto del comportamiento reproductivo asociado a los jóvenes. Se trata de una de las experiencias más significativas en la trayectoria de vida que se ve influenciada entre otros factores por el género, los valores y las creen- cias, a la par de condiciones sociales y económicas de vulnerabilidad. De acuerdo a los datos de la ENSAR 2003, 20% de las adolescentes de 15 a 19 años son sexualmente activas, observándose además un adelanto en la edad de inicio de la actividad sexual. En 1995 las mujeres de 15 a 19 años iniciaban sus relaciones sexuales a los 17.2 años en promedio, mientras que en 2006, esta edad disminuyó a 15.9 años, de acuerdo a lo reportado en la ENADID 2006.

El inicio de la etapa reproductiva muestra diferencias entre grupos sociales, ya que 31.1 por ciento de las jóvenes de zonas rurales ya han tenido su primer hijo a los 18 años y entre mujeres indígenas lo ha hecho el 50.8 por ciento, en tanto que en las jóvenes que viven en áreas urbanas, sólo 23.3 por ciento ha adquirido las responsabilidades adultas de la formación de un hogar. Por otra parte, la unión y el nacimiento del primer hijo son eventos que ocurren casi de manera simultánea; la edad promedio a la que ocurre la primera unión es a los 20.9 años, en tanto que la edad al nacimiento del primer hijo es de 21.9 años. Los anteriores cambios están siendo experimen- tados por los jóvenes a edades muy tempranas, por lo que interrumpen la etapa de preparación y formación que representa la juventud, de ahí que se requieran políticas integrales que atiendan las necesidades de los jóvenes e impulsen su desarrollo y progreso personal (CONAPO, 2006)

En relación al conocimiento y uso de métodos anticonceptivos para prevenir un embarazo, las jóvenes tienen un alto nivel de conocimiento sobre métodos anticonceptivos, 95.2%; sin embargo, esta información contrasta con evidencias del poco uso que hacen de ellos. Nueve de cada diez mujeres en esta etapa de la vida tuvieron su primera relación sexual sin protección, a pesar de que alrededor del 66% de ellas refirió haber iniciado su vida sexual sin la intención de embarazarse, lo cual se refleja en una alta demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos entre este grupo de mujeres, que continúa siendo la más alta de todos los grupos de edad, 36% en 2006 y que representa el triple con respecto al valor estimado para todas las mujeres de 15 a 49 años de edad, de 12% (ENADID, 2006). Esta elevada demanda insatisfecha es confirmada por la marcada caída en la prevalencia de uso de métodos anticonceptivos en mujeres adolescentes unidas, que pasó de 45.3% en 1997 a 39.4% en el 2006

Desde los noventas la proporción de nacimientos en mujeres menores de 20 años, se ha mantenido sin grandes cambios, de 18% del total de nacimientos en 1990 a 17.4% en el año 2005 (INEGI, 2006), muchos de estos embarazos no son planeados, ocurren por una demanda insatisfecha o por falla del método anticonceptivo usado. Algunos estudios estiman que su frecuencia es del 40 al 60% (Mexfam, 2000). El embarazo no planeado en las adolescentes continua siendo un gran desafío para nuestra sociedad y para el Sistema Nacional de Salud, ya que se asocia con abortos inducidos y con mayor riesgo para la salud de la madre adolescente.

Por lo anterior, la prevención y atención del aborto es una de las prioridades en la prestación de servicios de salud sexual y reproductiva para la mujer adolescente. Algunas causas del aborto inseguro, se asocian a una educación sexual deficiente, falta de servicios adecuados y aspectos vinculados al género. La toma de decisión de interrumpir el embarazo en la mayoría de las ocasiones no se realiza en condiciones seguras, al recurrir a instancias y personas no profesionales de la medicina y en condiciones de insalubridad que representan un grave riesgo para su vida y la interrupción de su proyecto de vida, además de los cuestionamientos sociales y familiares sobre este acontecimiento.

Misión

Ser un programa que establezca los elementos rectores en salud sexual y reproductiva dirigidas a población adolescente para las instituciones del Sistema Nacional de Salud para brindar información, servicios de calidad, contribuir al ejercicio responsable de su sexualidad y reproducción en forma satisfactoria y con los menores riesgos posibles.

Visión

Población adolescente atendida bajo un modelo nacional de salud sexual y reproductiva accesible, equitativo, basado en las mejores prácticas, proporcionando información y servicios de calidad, que les permita ejercer sus derechos sexuales y reproductivos de manera responsable e informada para disminuir los riesgos en su salud.

Objetivo General

Contribuir al desarrollo y bienestar de las y los adolescentes, mejorando su salud sexual y reproductiva y disminuir embarazos no planeados e infecciones de transmisión sexual, por medio de estrategias basadas en el reconocimiento de la diversidad cultural y sexual, las relaciones de género, superar las inequidades sociales y que promuevan el respeto y el ejercicio de sus derechos humanos, en particular sus derechos sexuales y reproductivos

Objetivos Específicos

  • Promover en los adolescentes la adquisición del conocimiento y capacidades necesarias, la información sobre derechos sexuales y reproductivos y los beneficios de su ejercicio en la salud sexual y reproductiva.
  • Disminuir la tasa específica de fecundidad en adolescentes, favoreciendo el acceso gratuito y el uso de métodos anticonceptivos modernos
  • Contribuir a que la población adolescente tenga acceso y reciba servicios en salud sexual y reproductiva de calidad, acordes a sus necesidades en todas las entidades federativas del país.
  • Contribuir a la disminución de las infecciones de transmisión sexual y VIH/Sida en la población adolescente.

Meta

Para el periodo 2007-2012 se tiene programadas las siguientes metas:

  • Reducir la tasa específica de fecundidad en las adolescentes a 58 nacimientos por mil mujeres de 15 a 19 años de edad en el 2012.
  • Incrementar la prevalencia de uso de métodos anticonceptivos en mujeres adolescentes unidas de 15 a 19 años a 47% al 2012.
  • Reducir el nivel de necesidad insatisfecha de métodos anticonceptivos de las mujeres unidas de 15 a 19 años, en 20% para el 2012 con respecto al valor registrado en 2006.
  • Incrementar al 70% para el 2012 el uso del condón en las relaciones sexuales en menores de 20 años.
  • Incrementar en un 10% el número de servicios especializados en la atención de la salud sexual y reproductiva para adolescentes con relación al número registrado en el 2006.
  • Alcanzar para el 2012 el 70% de cobertura, en anticoncepción posevento obstétrico en menores de 20 años

Estrategia

  • Promover acciones de información, educación y comunicación para sensibilizar a las diferentes audiencias sobre la importancia de la prevención, la adopción de conductas saludables en salud sexual y reproductiva para disminuir los riesgos que tienen los adolescentes al tener prácticas sexuales sin protección y difundir los beneficios de que ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos responsablemente.
  • Mejorar el acceso y calidad de los servicios en salud sexual y reproductiva para las y los adolescentes.
  • Sensibilizar a los prestadores de servicios para atender las necesidades de las y los adolescentes en materia de salud sexual y reproductiva.
  • Mejorar la competencia técnica de los prestadores de servicios de salu
  • Mejorar los sistemas de información en salud sexual y reproductiva del adolescente a fin de conocer, monitorear y evaluar el avance en las acciones.

Problemática

La transmisión del paludismo en México no se distribuye aleatoriamente entre las localidades, viviendas y personas. Las características higiénicas de la vivienda y sus habitantes son factores que determinan la frecuencia y distribución del vector y la enfermedad. Lo anterior da origen al concepto de “casa palúdica”, es decir, aquella en la que se identifican riesgos de transmisión y que presentan casos de manera recurrente. Estas observaciones justifican la aplicación de estrategias específicas como el Tratamiento Focalizado, que consiste en la vigilancia y tratamiento de los casos confirmados y sus convivientes por un periodo mínimo de tres años (TDU 3x3x3), lapso en el que se protege a las personas de reinfecciones y recaídas por P. vivax y EMHCA.

El Programa de Prevención y Control del Paludismo se ha preocupado por eliminar el uso de plaguicidas e implementar acciones para la reducción de las poblaciones de los mosquitos vectores de la enfermedad. A ello contribuye la estrategia de Eliminación y Modificación de Hábitats y Criaderos de Anofelinos (EMHCA), la cual comprende el saneamiento de la vivienda para eliminar factores atrayentes de mosquitos, así como la limpieza de criaderos y sus entornos

La participación de la comunidad organizada, con la asesoría del personal de salud, ha hecho posible obtener ahorros sustanciales en la compra de plaguicidas y gastos de operación para su aplicación y, por tanto, acotar el paludismo persistente en :

  • Chiapas
  • Oaxaca
  • Tabasco

y la región serrana de los estados de :

  • Sinaloa
  • Durango
  • Chihuahua

La problemática específica del Programa de Paludismo en México, se enmarca en siete grandes rubros: insuficiencia de participación social y municipal en las acciones de control de criaderos; coberturas incompletas de tratamiento antipalúdico; insuficiencia y falta de oportunidad en el abasto de medicamentos e insumos para la toma de muestras de sangre; presencia de movimientos migratorios que afectan a zonas fronterizas, turísticas y polos de desarrollo económico; limitada participación de las unidades de primer nivel de atención del Sistema Nacional de Salud para promover de la detección y tratamiento oportuno de casos; inadecuada coordinación interinstitucional y gerencia e insuficiente supervisión y evaluación de las acciones de prevención y control, así como notificación tardía de casos y brotes en localidades cuya responsabilidad recae en otras instituciones

Morbilidad

De acuerdo con la información disponible en el componente de enfermedades transmitidas por vector del SINAVE, en nuestro país se han registrado en los últimos seis años un promedio de tres mil casos nuevos, de los cuales 99% corresponden a P. vivax. Cabe destacar que desde 1982 no se han registrado defunciones por esta causa.

En 2007 en México, se registraron 2,309 casos de paludismo con una tasa de 2.1 por cada 100 mil habitantes, lo que refleja una disminución de 68.8% con respecto a lo registrado en 2000, año en que se identificaron 7,390 casos con una tasa de 7.35 por cada 100 mil habitantes. Del total de casos notificados en 2007, solamente dos casos corresponden a P. falciparum , los cuales se asociaron a movimientos migratorios originados en la frontera sur. Cifras preliminares de 2007, permiten identifi- car un descenso en la transmisión de 8.1% respecto al año anterior

La transmisión en México se concentra en las costas del Pacífico y a diferencia de décadas previas, se ha logrado eliminar de la región del Golfo; esto último explicado por el comportamiento biológico diferencial de los principales vectores del paludismo y el impacto derivado de las estrategias de control del Programa. La situación del paludismo en las entidades federativas muestra patrones de concentración bien definidos de estados con las tasas de incidencia elevada, principalmente en el sur-sureste de México y en menor magnitud, en los estados del noroeste. Cabe señalar que durante los dos últimos años, Chiapas registró dos tercios de la notificación nacional. Otras entidades federativas que contribuyen de manera importante con el acumulado de casos de 2007 son Oaxaca, Chihuahua y Sinaloa que, en conjunto con Chiapas, concentraron 96 de cada 100 casos del país. La figura 2 muestra la distribución de la incidencia por entidad federativa, con un rango de casos que varía de 1,504 en Chiapas a solamente uno en Yucatán.

Misión

Regular y normar la operación de las acciones de vigilancia, prevención y control del paludismo con calidad y equidad, cuya competencia se sustenta en la normatividad y bases legales del Sistema Nacional de Salud

Visión

Ser un programa líder, con reconocimiento nacional e internacional que cumpla con su misión, en un ambiente de trabajo que fomente el desarrollo humano y la satisfacción de usuarios y prestadores de servicios de salud en todo el país.

Objetivo General

Prevenir y controlar la transmisión del paludismo en México para disminuir el riesgo de enfermar, mediante acciones que incrementen la eliminación de riesgos y mejoren la eficiencia y eficacia en la conducción del programa.

Objetivos Específicos

  • Fortalecer las acciones de vigilancia epidemiológica, entomológica, diagnóstico, prevención y control de Paludismo, con especial prioridad en las localidades y municipios de alto riesgo y la certificación de áreas libres de paludismo.
  • Definir grupos y áreas de riesgo que permitan la estratificación para la aplicación de las medidas de prevención y control correspondientes.
  • Fomentar una cultura de participación comunitaria y acción municipal para la vigilancia, promoción de la salud y comunicación de riesgos para el autocuidado y desarrollo de entornos saludables.
  • Garantizar el uso racional de insumos y recursos en el control eficiente del paludismo en el territorio nacional con participación de todo el Sistema Nacional de Salud.
  • Consolidar la participación de las unidades de salud del Sector, la rectoría y la cooperación multilateral en apoyo a los distintos componentes del programa

Meta

Resultado Final

  • Reducir 15% anual la morbilidad por paludismo en el presente sexenio con respecto a 2006 hasta alcanzar 55% real al final del periodo.
  • Mantener los casos de P. falciparum por debajo de 22 casos anuales.

Resultado Intermedio

  • Reducir la dispersión de paludismo a menos de 500 localidades con casos autóctonos de P. vivax para el 2012

Estrategia

  • Consolidación del modelo de Tratamiento Focalizado, con cobertura, oportunidad y calidad de las acciones, con base en esquemas de estratificación de riesgos, en los estados con transmisión.
  • Desarrollo de las competencias técnicas y gerenciales del personal de salud responsable de las acciones de vigilancia, promoción de la salud, laboratorio, control de vectores y atención médica de las entidades federativas.
  • Fortalecimiento de las acciones de rectoría institucional para la consolidación y mejora continua del programa en los tres órdenes de gobierno.
  • Establecimiento de mecanismos de gestión oportuna y distribución de insumos para la operación del programa con énfasis en áreas de mayor transmisión.
  • Apoyo a los Servicios Estatales y Locales de Salud para su incorporación al proceso de certificación de áreas con eliminación de la transmisión del paludismo.
  • Incorporación de nuevas técnicas y metodologías para la utilización eficiente, racional y segura de plaguicidas y medicamentos.
  • Fortalecimiento de la participación social y comunitaria, consolidando la estrategia de control del paludismo sin insecticidas y la integración de las áreas de promoción de la salud.
  • Fomento de la investigación operativa e incorporación de los avances científicos y tecnológicos para la modernización del programa.
  • Fortalecimiento de vigilancia epidemiológica, entomológica y de laboratorio para el control del padecimiento, mediante la notificación oportuna.
  • Sistematización de mecanismos, procedimientos e indicadores de monitoreo y evaluación permanente del programa en sus distintos componentes

Problemática

A partir del inicio de las campañas masivas de vacunación antirrábica a perros y gatos, se observa una tendencia ascendente en el número de dosis aplicadas que ya rebasan los 16 millones desde el año 2002. Este incremento se observa principalmente en áreas suburbanas marginales y asentamientos humanos en condiciones precarias. Campañas masivas de vacunación similares se ejecutan en Argentina y Brasi

Si bien, estas Campañas han contribuido a reducir los casos de rabia en perros y en población humana, los casos persistentes de rabia canina se focalizan solamente en ocho entidades federativas, con áreas específicas de vacunación antirrábica con baja cobertura, lo que ha llevado a mantener el potencial riesgo de transmisión del virus entre esta especie. Un ejemplo de lo anterior ocurrió en Argentina en donde las bajas coberturas de vacunación en la región fronteriza con Bolivia, propiciaron la reintroducción de casos

En nuestro país, las bajas coberturas en las entidades con casos de rabia canina, son debidas por la limitada participación de algunas instituciones y autoridades municipales en las actividades de vacunación antirrábica canina y felina durante las Semanas Nacional y de Reforzamiento de Vacunación Antirrábica en dichos estados

El Comité de Expertos de la Rabia de la OMS, recomienda el uso de la vacunación antirrábica oral en perros dada la dificultad que conlleva la vacunación parenteral en animales sin dueño, lo que se sustenta en experiencias exitosas en diferentes países que emplean esta estrategia

Por otro lado, el registro de personas agredidas por animales es superior a 100 mil al año, observando un consumo elevado de biológicos antirrábicos en las personas que se les indica inicio de tratamiento, situación que es debida a la diferente interpretación de la normatividad sobre los criterios para la atención de las personas agredidas, problema común en América Latina

De diez entidades federativas que no registran casos de rabia humana ni canina en los últimos años, cinco cumplen de manera satisfactoria las actividades de vigilancia, diagnóstico y control de este padecimiento, lo que hace necesaria la implementación de un procedimiento de certificación en la eliminación de la transmisión de rabia canina. Al respecto, la Oficina Internacional de Epizootias ha reglamentado el estatus sanitario en el ganado con fines de intercambio comercial mundial. De igual manera la OPS/OMS ha sugerido establecer alianzas estratégicas entre los países de la Región para promover el desarrollo de acciones programáticas a fin de garantizar la eliminación de la rabia humana transmitida por perro

Misión

Contribuir a actualizar e implementar los lineamientos para el diagnóstico y tratamiento oportuno de la rabia y otras zoonosis de interés en salud pública, a fin de disminuir el riesgo de enfermar y morir en la población de riesgo

Visión

Ser un área de excelencia, líder en vigilancia, prevención, atención y promoción de la salud para la rabia y otras zoonosis de interés en salud pública en el país, para brindar un manejo integral y de calidad a toda la población afectada por estos padecimientos

Objetivo General

Interrumpir la transmisión de la rabia canina y felina y por consiguiente eliminar este riesgo para el ser humano en el país

Objetivos Específicos

  • Alcanzar como mínimo 95% de cobertura de vacunación antirrábica canina y felina en todas las entidades federativas.
  • Mejorar la atención antirrábica de personas agredidas por animal sospechoso de rabia en las 32 entidades federativas.
  • Certificar a las entidades federativas que han logrado la eliminación de la transmisión del virus de la rabia variante V-1 (perro).
  • Contribuir a la estabilización del crecimiento de la población canina en las entidades federativas
  • Intensificar la vigilancia, diagnóstico y tratamiento de otras zoonosis (brucelosis, leptospirosis, binomio teniasis/cisticercosis) con enfoque regional para mejorar la atención en la población enferma.

Meta

Impacto Final

  • Mantener en cero los casos de rabia humana transmitida por perro
  • Reducir para el año 2012 el número de casos registrados de brucelosis en 10 por ciento con relación a los notificados en 2006 y en los estados con 2 casos o menos no incrementar

Impacto Intermedio

  • Reducir en 90% los casos de rabia canina para el año 2012 en comparación con los registrados en 2006.
  • Promover que el inicio de tratamiento antirrábico en las personas agredidas por animal sospechoso en las entidades federativas, no sea superior al promedio nacional al final del periodo. Mantener en 95% la cobertura de vacunación antirrábica canina y felina cada año.

Estrategia

La OMS/OPS define a las zoonosis como una infección o una enfermedad infecciosa transmisible en condiciones naturales, entre los animales vertebrados y el hombre; puede ser enzoótica o epizoótica. Además, refiere la existencia de al menos 200 zoonosis plenamente identificadas, las cuales pueden aumentar a medida que se mejora la infraestructura de salud y los métodos de diagnóstico. Así mismo, se considera benéfica la convivencia de la población con los animales, siempre que ésta no se convierta en un riesgo para la salud pública.

Las acciones a realizar por las instituciones involucradas en la prevención y control de las zoonosis, se agrupan según la fuente de transmisión y los siguientes ámbitos de responsabilidad:

Transmisión directa del animal al hombre

  • Sector Salud: con acciones de vigilancia epidemiológica, diagnóstico y tratamiento en la población afectada y control selectivo sobre la fuente de infección
  • Sector Pecuario: mediante campañas de control y erradicación en el ganado

Transmisión indirecta al hombre:

  • Salubridad local y federal: en el control y fo- mento sanitario de la carne y leche

Enfermedades de Salud Animal, consideradas Zoo- nosis:

  • SAGARPA: define prioridad, recursos y estrategias para el control en el ganado de estas zoonosis
  • Secretaría de Salud considera apoya con abogacía y cabildeo, para consolidar las acciones emprendidas por otras instituciones

En las Zoonosis de Interés en Salud Pública en México, el SNS considera para su abordaje la atención médica y notificación de casos de: rabia, brucelosis, teniasis-cisticercosis, leptospirosis y otras zoonosis emergentes como la encefalopatía espongiforme bovina

Problemática

La vigilancia epidemiológica es el proceso de obtención sistemática y oportuna, análisis e interpretación de información sobre las condiciones de salud y enfermedad de la población y de los determinantes de éstas. La vigilancia epidemiológica en todo el mundo enfrenta el reto de desarrollar un paradigma metodológico congruente con las nuevas necesidades resultantes de la transición epidemiológica. En México, esta transición ocurre de manera heterogénea en las diversas regiones del país, por lo que se requieren mecanismos y tácticas de recolección de la información razonablemente flexibles para reconocer esta diversidad y, al mismo tiempo, suficientemente generales para mantener la integridad nacional e institucional de la información epidemiológica.

Por ello, además de nuevos modelos conceptuales que representen la complejidad de las enfermedades no transmisibles y sus determinantes, el SINAVE requiere incorporar modelos apropiados para la vigilancia de enfermedades transmisibles, particularmente cuando éstas ocurren en condiciones extraordinarias como situaciones de desastre o en poblaciones móviles o de difícil acceso.

Por otra parte, la calidad es una premisa de la validez y la confiabilidad de la información y, consecuentemente, de su relevancia. Asegurar la calidad de la información sin empobrecer su complejidad u oportunidad es un reto que involucra, entre otros aspectos, la selección cuidadosa de fuentes de infor- mación, el diseño de los instrumentos de recolección de la misma, la simplificación de los procesos de generación y flujo de datos y la estandarización de criterios para el manejo y organización de éstos. El conjunto del SINAVE, incluyendo a la RNLSP, necesitan implantar esquemas de evaluación y aseguramiento de calidad que garanticen información epidemiológica válida y confiable.

El InDRE es el laboratorio diagnóstico de referencia rector en materia de asesoría, supervisión y control de calidad de procedimientos de laboratorio SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE LA SALUD en apoyo a la vigilancia epidemiológica. El Instituto capacita para la actualización de recursos humanos a laboratorios estatales y otras instituciones nacionales, así como a personal extranjero, particularmente en programas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, el InDRE realiza investigación y desarrollo tecnológico en apoyo a las acciones de vigilancia epidemiológica

Misión

Somos un programa gestor en la producción de inteligencia epidemiológica para orientar las decisiones en salud pública, con un equipo de trabajo comprometido en alcanzar la excelencia para contribuir al mejoramiento de la salud de los mexicanos

Visión

En el año 2012 seremos un programa líder en producción de inteligencia epidemiológica innovadora e integral, que contribuya a la toma de decisiones para disminuir la carga de enfermedad en el país y mejorar el bienestar de la población.

Objetivo General

Generar y posicionar información de inteligencia epidemiológica relevante para la toma de decisiones en la promoción de la salud y la prevención y control de enfermedades de interés en salud pública.

Objetivos Específicos

  • Promover el mejoramiento de la gestión y calidad técnica del SINAVE a través de mecanismos de rediseño organizacional, modernización y estandarización de la tecnología informática y de comunicaciones y de evaluación de desem- peño, con el fin de incrementar su eficacia y eficiencia y mejorar la capacidad de analizar la información epidemiológica.
  • Asegurar la relevancia, pertinencia y calidad de los sistemas de vigilancia epidemiológica incluyendo sus insumos, procesos, auxiliares de diagnóstico y productos de información orientándose hacia padecimientos frecuentes, graves, prevenibles, causantes de inequidad o gastos catastróficos, u otros eventos de interés público.
  • Mejorar las capacidades técnicas del personal del SINAVE mediante capacitación formal y no formal, para promover una cultura orientada al cumplimiento de los objetivos estratégicos, de transparencia de la información y rendición de cuentas con la sociedad.
  • Mejorar la calidad de la difusión de la información epidemiológica para lograr que ésta tenga mayor impacto y relevancia en la toma de decisiones y para expandir el universo de usuarios de información en los sectores público, social y privado

Meta

Para el año 2012, el SINAVE tiene como meta revisar 13 manuales de vigilancia epidemiológica para asegurar su pertinencia y calidad técnica, elaborar un documento con la propuesta para modificar la NOM-017, actualizándola y convirtiéndola en un instrumento más adecuado. Se propone también que el 90% de las entidades federativas cuenten con el marco analítico básico en sus LESP de acuerrdo con las necesidades de la vigilancia epidemiológica. Se gestionarán 22 proyectos de investigación operativa y básica. Como parte de la mejora de procesos de la vigilancia epidemiológica, cada año se incrementará en un punto porcentual la realización de estudios epidemiológicos en los sistemas de vigilancia que así lo requieran. Para mejorar las capacidades del personal que labora en vigilancia epidemiológica, se realizarán 60 cursos de capacitación. En el marco del rediseño de los mecanismos de evaluación, se elaborarán 20 boletines de la estrategia de evaluación Caminando a la Excelencia con indicadores revisados. Como productos de información de calidad, se generarán 18 monografías sobre temas de salud pública. Por último, se continuará avanzando en la integración de sistemas de vigilancia en una plataforma única de información, de manera que al final de este periodo se cuente con al menos 14 sistemas funcionando en línea en esta plataforma.

Estrategia

Asegurar la relevancia, pertinencia y calidad de los sistemas de Vigilancia Epidemiológica. La organización y los mecanismos de operación del sistema de vigilancia actual son congruentes con un modelo lineal sobre la causalidad de las enfermedades. El supuesto básico de este modelo consiste en asociar una exposición con cada efecto e, implícita o explícitamente, supone que la calidad y magnitud de tales efectos es homogénea para distintos sujetos, en diferentes ambientes y a través del tiempo. Este modelo teórico adolece de una comprensión multicausal de la enfermedad y en su razonamiento omite aspectos fundamentales del proceso salud-enfermedad como las interacciones de múltiples factores de riesgo, la coexistencia de enfermedades, la heterogeneidad geográfica del riesgo, la complejidad y volatilidad de las redes sociales, la arquitectura multinivel de los componentes causales de la enfermedad, la propagación de los daños a la salud en circuitos de retroalimentación, etc.

Problemática

La Organización Panamericana de la Salud señala que las familias de bajos recursos, los grupos con menor desarrollo social y aislados geográficamente, además de los migrantes y los individuos con capacidades diferentes, son los que menor cuidado reciben y se encuentran con mayor riesgo de enfermedades bucales

De acuerdo a lo anterior, la OPS desarrolló el Plan Regional Decenal sobre Salud Bucodental, del cual México forma parte. En él se definen las estrategias y metas para los países de la región, con base en el índice de dientes cariados, perdidos y obturados a los 12 años (CPOD-12). La clasificación internacional utilizada para obtener el perfil de CPOD se dividió en tres etapas, las cuales corresponden a la gravedad de la caries dental conforme a lo siguiente:

  • Emergente: definida por un CPOD-12 de más de cinco y la ausencia de un programa nacional de fluoruración de la sal.
  • De crecimiento: definida por un CPOD-12 de entre tres y cinco y la ausencia de un programa nacional de fluoruración de la sal.
  • De consolidación: definida por un CPOD-12 de menos de tres y la existencia de un programa nacional de fluoruración de la sal.

Misión

Disminuir la carga de la morbilidad bucal en la población, a través de medidas para establecer, fortalecer y vigilar, políticas, estrategias y programas estatales e institucionales, así como evaluar las condiciones de la salud bucal y ampliar equitativamente la atención odontológica con ética, calidad y eficiencia para mejorar la calidad de vida de la población.

Visión

Ser un programa de excelencia, líder en la vigilancia, prevención y protección de la salud bucal, en el ámbito nacional e internacional, que cumpla con su misión en un ambiente de trabajo, que fomente el desarrollo humano y la satisfacción de los usuarios y prestador de servicios.

Objetivo General

Los objetivos del Programa Nacional de Salud Bucal, se han reorientado según la nueva estrategia para la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. El mayor énfasis se aplica en el desarrollo de políticas globales para la promoción de la salud bucal y la prevención de las enfermedades bucales, coordinadas con otros programas prioritarios dentro y fuera del sector.

  • Promover, prevenir y proteger la salud bucal de la población para disminuir la carga de morbilidad bucal, coadyuvando a mejorar la calidad de vida.

Objetivos Específicos

  • Reducir el rezago en atención odontológica mediante intervenciones focalizadas en comunidades marginadas y grupos vulnerables que se presentan en cada región del país.
  • Universalizar las acciones de prevención odontológica en los servicios de salud del sector.
  • Brindar atención odontológica eficiente, de calidad y seguridad a los usuarios de los servicios de salud.
  • Coordinar y fortalecer la investigación y enseñanza en materia de salud bucal para el desarrollo del conocimiento y beneficio de los odontólogos y población en general.
  • Promover el incremento de la productividad de la atención odontológica en el primer nivel de atención de los servicios de salud.

Meta

Resultado Final

Mantener para el año 2012 en escolares de 12 años de edad, el índice CPOD menor o igual a 2, promedio nacional.

Resultado Intermedio

  • Lograr que en el 80% de los pacientes que acuden a los servicios de salud se les aplique el Esquema Básico de Prevención de Salud Bucal (promedio nacional).
  • Lograr que al 90% de las niñas y niños de 4 a 15 años de edad, de las escuelas inscritas en el Programa Intersectorial de Escuela y Salud se les aplique el esquema básico de prevención de salud bucal.
  • Incrementar anualmente 2 puntos porcentuales el indicador de calidad de la atención, en los servicios de salud de la Secretaría.

Estrategia

  • Integrar y promover el esquema básico de prevención en salud bucal en la Estrategia Nacional de Promoción y Prevención para una Mejor Salud.
  • Colaborar para establecer el Panorama Epidemiológico de las Patologías Bucales en el país, y sus determinantes.
  • Coordinar acciones con los sectores público, social y privado, para fortalecer las estrategias del programa
  • Realizar investigación y estudios sobre los determinantes en materia de salud bucal.
  • Implementar la estrategia “Niñas y Niños Libres de Caries en México” a través del Sistema de Atención Gradual en escolares de 1° a 6° grado de primaria en las escuelas inscritas en el programa.
  • Integrar y promover las acciones del Componente de Salud Bucal para la estrategia Caravanas de la Salud.
  • Asesorar técnicamente a los responsables de programas estatales y personal operativo para la instrumentación del Componente de Salud Bucal en el Sistema de Protección Social en Salud.
  • Coadyuvar para la mejora del Programa de Fluoruración de la Sal para Consumo Humano.
  • Ampliar la cobertura de servicios de atención bucal a través del Tratamiento Restaurativo Atraumático. (TRA)
  • Intervenir en los programas de atención a la salud de la Infancia y adolescencia, Adulto y el Adulto Mayor, Salud Reproductiva, Atención Integral VIH/SIDA, así como para personas con capacidades diferentes, para mejorar la calidad de vida.
  • Capacitar al personal odontológico de los servicios de salud en materia de promoción, preven- ción control y tratamiento de las enfermedades bucales, los sistemas de vigilancia epidemiológica, información en salud y evaluación
  • Promover la correcta asignación de recursos materiales y financieros para el desarrollo de las actividades del programa.
  • Evaluar trimestralmente el desempeño de las estrategias del Programa en las 32 entidades federativas.

Problemática

El cólera es una enfermedad gastrointestinal aguda, de etiología bacteriana cuyo agente causal es el Vibrio cholerae . Se han descrito más de 100 serogrupos de V. cholerae , incluye dos biotipos, El Clásico y El Tor, cada uno de ellos comprende los serotipos Inaba, Ogawa e Hikojima, éste último con menor afectación a la población; el serotipo Inaba destacó por su frecuencia durante los primeros años, pero fue rápidamente remplazado por el Ogawa; el biotipo El Tor es el que más predominó en nuestro país y en América Latina.

Este padecimiento puede tener un curso grave y llevar a la muerte en el lapso de unas horas cuando no se atiende adecuada y oportunamente. Otras bacterias del mismo serogrupo de Vibrio cholerae NO 01 y Vibrio parahaemolyticus pueden ser causantes de cuadros de diarrea graves incluso similares a cólera, además de otras formas de infección intestinal. Como en muchas otras enfermedades diarreicas, el cólera se asocia a ingesta de agua y alimentos contaminados y a la práctica deficiente de medidas higiénicas y de saneamiento del ambiente.

En México, el Cólera reapareció en 1991 en una comunidad del Estado de México, después de no haberse presentado en el territorio nacional por más de un siglo. En ese año se notificaron 2,690 casos en 17 estados, la mayoría de ellos en centro, sur y sureste del país.

La enfermedad tuvo un comportamiento ascendente hasta alcanzar el mayor número de casos en 1995 (16,430). La última muerte por ésta enfermedad ocurrió en Noviembre de 1997, siendo en 1993 el año en que se registró el mayor número de defunciones (198) y la mayor tasa de letalidad con 1.8%.

Misión

Proteger a la población mexicana mediante acciones de promoción, prevención, tratamiento y vigilancia del Cólera. Contribuyendo a una mejor calidad de vida, reduciendo los riesgos de enfermar y morir por enfermedades diarreicas

Visión

Ser un Programa Líder que mantenga bajo control epidemiológico el cólera, a través del establecimiento de medidas básicas de prevención y promoción de la salud, orientadas al mejoramiento de la salud de la población con igualdad de oportunidades sin distinción de género o categoría social.

Objetivo General

Mantener bajo control epidemiológico el Vibrio cholerae en el territorio nacional.

Objetivos Específicos

  • Evitar defunciones por Vibrio cholerae .
  • Identificar oportunamente la circulación huma- na de Vibrio cholerae
  • Establecer mecanismos de coordinación y colaboración, intra e intersectoriales para reducir el riesgo de transmisión de vibrios patógenos en agua y alimentos
  • Asegurar la correcta ejecución del programa de acción cólera en las entidades federativas

Meta

  • Cero defunciones anuales por cólera en las 32 entidades federativas del país.
  • Realizar búsqueda intencionada de V. cholerae en al menos el 2% de los casos de diarrea atendidos en las unidades médicas de las instituciones del sector salud.
  • Realizar al menos cuatro reuniones anuales del Grupo de Trabajo Intersectorial de Prevención y Control de Cólera
  • Realizar dos operativos preventivos por año.
  • Supervisar a las ocho entidades federativas con menor desempeño en las actividades de prevención y control.

Estrategia

  • Actualizar y estandarizar los criterios y procedimientos en todo el país.
  • Fortalecer la vigilancia epidemiológica
  • Fortalecer las acciones de prevención y control
  • Evaluar y supervisar las acciones de vigilancia, prevención y control.
  • Realizar acciones de promoción, prevención y control en comunidades con casos sospechosos de cólera
  • Realizar acciones de promoción, prevención y control en comunidades con aislamientos de Vibrio en muestras ambientales.
  • Capacitación y actualización contínua al personal de salud.
  • Búsqueda intencionada de Vibrio cholerae en humanos.
  • Establecer el Grupo de Trabajo Intersectorial de Prevención y Control de Cólera
  • Efectuar operativos preventivos en áreas de riesgo
  • Supervisar, asesorar y evaluar las acciones de vigilancia, prevención y control de cólera

Problemática

Nuestro país registraba en 1990 casi 17,000 enfermos de lepra, a partir de entonces se adoptó el uso de la poliquimioterapia como estrategia fundamental para la eliminación de la enfermedad por recomendación de la Organización Mundial de la Salud, con ello dejó de utilizarse la monoterapia con dapsona, ya que con la PQT se garantiza la curación de los enfermos dando inicio así a la era del control efectivo de la enfermedad.

México logró la meta de eliminación de la lepra como problema de salud pública, al disminuir la pre- valencia de 16,694 casos registrados en 1990 y tasa de 2.6, a 6,404 enfermos y tasa de 0.71 en 1994. La OMS estableció que para 2000, se alcanzara la cifra por debajo del indicador de prevalencia menor a un caso por 10 mil habitantes, meta que se cumplió seis años antes.

Desde entonces, el enfoque fue lograr la reducción de la prevalencia en los estados y municipios que mantenían la tasa superior a un caso por 10 mil habitantes llamados prioritarios, a través del fortalecimiento de las acciones en las áreas con mayor riesgo de transmisión.

La estratificación geográfica del padecimiento, la implementación de la PQT, la actualización permanente de los registros, la capacitación continua del personal de salud, además de un estrecho monitoreo y la evaluación sistemática de las acciones, son las estrategias fundamentales para acelerar la reducción de la prevalencia de cualquier región, todo ello con base en indicadores epidemiológicos y operacionales establecidos de acuerdo a prioridades.

En este sentido, México avanza con una tendencia franca hacia el control de la lepra mediante las estrategias antes mencionadas.

Misión

Programa responsable de proteger, atender y curar a la población afectada por lepra, para garantizar la reducción del impacto epidemiológico y del estigma que esta enfermedad ocasiona.

Visión

Ser un Programa de excelencia en la vigilancia, prevención y protección de la salud en materia de lepra, en un ambiente de trabajo que fomente el desarrollo humano y la igualdad de oportunidades entre los usuarios, así como la satisfacción de éstos y los prestadores de servicios.

Objetivo General

Cortar la cadena de transmisión para disminuir la incidencia, prevalencia y la discapacidad entre los enfermos, a fin de avanzar en el control de la lepra en México a través de las estrategias y acciones apegadas a los principios de equidad y justicia social

Objetivos Específicos

  • Disminuir la prevalencia municipal de lepra mediante el fortalecimiento de actividades de capacitación, supervisión, vigilancia epidemiológica y promoción de la salud, con énfasis en municipios prioritarios que registran tasa igual o mayor a un caso por cada 10 mil habitantes y en aquellos que han presentado casos en los últimos 5 años.
  • Fortalecer las acciones de promoción de la salud y participación comunitaria en lepra que incluya a autoridades locales y organizaciones de la sociedad civil, a fin de incrementar el conocimiento sobre la enfermedad y disminuir el estigma que prevalece entre la población.
  • Desarrollar y fortalecer la investigación operativa en lepra, a fin de documentar experiencias de éxito sobre el control de la enfermedad en el país

Meta

Impacto Final

  • Disminución en 12% anual la prevalencia de lepra, hasta alcanzar una tasa de 0.028 por 10 mil habitantes al final del periodo.
  • Reducción de 12% anual en el número de municipios prioritarios por lepra, hasta alcanzar 15 municipios con tasa de prevalencia igual o mayor a un caso por 10 mil habitantes al final del periodo

Estrategia

A continuación se enlistan las estrategias, su descripción y líneas de acción:

  • Fortalecimiento de las competencias técni- cas del personal aplicativo del Sector Salud para la detección, diagnóstico y tratamiento
  • Fortalecimiento de las acciones de detección oportuna
  • Mejora en los procedimientos para baciloscopia e histopatología
  • Modernización del sistema de información para la vigilancia epidemiológica
  • Vigilancia estrecha de los alcances de la curación
  • Fortalecimiento de la supervisión y asesoría en servicio en los niveles de control de las institu- ciones de salud
  • Fomento de las acciones de promoción de la salud y participación comunitaria en lepra
  • Fomento de la investigación operativa clínica y epidemiológica
¿Qué son Otras Enfermedades Transmitidas por Vector?

Problemática

Oncocercosis

En México la Oncocercosis se encuentra localizada en tres focos de la región sureste, dos de ellos en el estado de Chiapas y uno en Oaxaca, que comprenden una extensa superficie de aproximadamente 17,623 km2, 52 municipios y 670 localidades endémicas donde habita un total de 163,400 personas en riesgo: Son áreas montañosas con pendientes acentuadas, de clima templado o caluroso, con precipitaciones pluviales abundantes y humedad atmosférica elevada, donde existe una extensa red hidrográfica constituida por múltiples corrientes de escaso caudal y pronun- ciado declive en medio de vegetación exuberante. Los índices de la endemia se encuentran entre los 500 y los 1,500 metros sobre el nivel del mar, en áreas apropiadas para el cultivo del café.

En términos de este programa eliminación significa que el parásito deje de existir en el área tratada, se logra cuando la infectividad de los parásitos se mantenga suprimida mediante tratamientos semestrales con Ivermectina. El tiempo requerido para eliminar la transmisión del parásito se ha calculado en 15 años, basándose en la longevidad observada en los gusanos adultos. El requisito más importante para lograr la eliminación es una alta y sostenida cobertura de tratamiento, teniendo dos significados: la cobertura de extensión, que significa que todas las comunidades endémicas examinadas estén recibiendo regularmente la distribución masiva de Ivermectina; y la cobertura de profundidad, que es el porcentaje de la población elegible que ha sido tratada. El requisito internacional es que en cada ronda de tratamiento se trate al 85% de la población elegible de cada comunidad. La extirpación de nódulos oncocercosos es un recurso terapéutico contra la Oncocercosis, con la que se elimina la forma adulta del parásito, fuente generadora de microfilarias.

Enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas se da en toda América Latina, pero sus manifestaciones y características epidemiológicas varían de una zona endémica a otra y las tasas de prevalencia, las características de los parásitos, las manifestaciones clínicas, los vectores y los huéspedes reservorios difieren en gran medida. La enfermedad de Chagas, más que ninguna otra enfermedad parasitaria, está estrechamente relacionada con el desarrollo económico y social.

El diagnóstico se realiza con el esquema analítico: prueba de ELISA, un sistema de vigilancia epidemiológica que incluye estudios entomológicos para obtener seis indicadores entomológicos, el tra- tamiento antiparasitario, y medidas de prevención y control generales para el control de vectores, que incluyen el saneamiento del domicilio y del peridomicilio, actividades de mejoramiento de la vivienda y control químico de triatominos a base de insecticidas piretroides principalmente.

Leishmaniasis

Como en otros países latinoamericanos, las leishmaniasis son enfermedades de impacto en México, consideradas postergadas, subnotificadas, frecuentemente llamadas desatendidas o rezagadas y que afectan a los sectores más vulnerables y marginales de la población.30,33 Esta enfermedad se presenta en brotes, sin previo aviso o de manera aislada. Se tiene conocimiento de ellas en aquellas zonas donde se presenta con mayor frecuencia: generalmente son áreas agrícolas donde se siembra y cosecha cacao, café o árboles chicleros (de ahí su denominación de “úlcera de los chicleros”), cuyos desechos orgánicos favorecen el desarrollo de la mosca transmisora del parásito

En los últimos años en México la incidencia notificada de las diferentes formas, así como la morbilidad de leishmaniasis visceral en niños menores de 5 años en las áreas geográficas involucradas se ha visto incrementada en forma preocupante

Intoxicacion por Picadura de Alacrán

La Secretaría de Salud como organismo rector de la salud pública, tiene en el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica, como parte de su estructura orgánica, la instancia que atiende el problema de la intoxicación por picadura de alacrán. La procuración y el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica en todo el país y, particularmente en entidades prioritarias, ha redundado en un mejor registro de casos y mayor atención del problema, por lo que la mortalidad se ha reducido en más de 80% desde 1995 a la fecha

El programa pretende fortalecer la capacitación en niveles operativos de las entidades prioritarias enfatizando las acciones de carácter preventivo y de participación social e individual, con el propósito de revertir la tendencia a la alza en la curva de morbilidad y continuar reduciendo la mortalidad. También se estudiarán entidades consideradas no prioritarias, con el fin de obtener testimonio entomológico y epidemiológico sobre la no presencia de alacranes de alta toxicidad, además de fortalecer la vigilancia epidemiológica y la prevención. Las acciones de supervisión durante el período permitirán conocer y corregir aquellos programas estatales que registren deficiencias como falta de capacitación, inadecuada e inoportuna atención del paciente picado, o desa- basto y mal uso del antídoto específico.

Virus del Oeste del Nilo

Resaltan los siguientes como los principales problemas

  • Falta de coordinación Intersectorial en los es- tados y a nivel municipal
  • Programas estatales de vectores deficientes o nulos
  • Fortalecimiento de los estudios de caso, búsqueda de febriles y diagnóstico de caso
  • Falta de información de divulgación de las medidas de protección a toda la población
  • Necesidad de fortalecimiento de diagnostico de laboratorio
  • Falta de capacitación al personal médico en la detección de la enfermedad
  • Falta de estudios entomológicos que permitan tener un conocimiento amplio del comportamiento del vector, en cualquiera de sus fases
  • Material limitado e insuficiente para el estudio serológico de los animales
  • Falta de coordinación con los programa dengue y paludismo para el aprovechamiento de los recursos

Misión

Oncocercosis

Eliminar la oncocercosis como un problema de salud pública y certificar áreas libres de esta filariasis.

Enfermedad de Chagas

Disminuir los riesgos para la población mexicana y brindar la atención eficaz con calidad y equidad, que garantice una mejor calidad de vida para los infectados y las personas en alto riesgo.

Leishmaniosis

Disminuir la morbilidad y prevenir la muerte por Leishmaniosis mediante acciones de prevención y control que reduzcan los daños a la salud y la incorporación de la autoridad municipal y la población en el autocuidado de la salud.

Alacranismo

Evitar y reducir los riesgos y daños a la salud ocasionados por la picadura de alacrán mediante la participación comunitaria en el establecimiento de barreras que impidan el contacto con el alacrán

Virus del Oeste del Nilo

Contribuir a disminuir el riesgo de transmisión de la enfermedad y mortalidad en la población, mediante acciones multidisciplinarias que incorporen a toda la población y autoridades municipales y federales en el auto cuidado de la salud, con la finalidad de reducir el contacto con los vectores y reservorios de la enfermedad, riesgos generando un cambio de actitud en el almacenamiento del agua y la eliminación de criaderos potenciales.

Visión

Oncocercosis

Ser un país en vías de certificación de la eliminación de la transmisión de oncocercosis, por medio de un sólido sistema de acciones de promoción, vigilancia, prevención y control.

Enfermedad de Chagas

Ser un programa líder en América con personal capacitado para la vigilancia, prevención y control de la Enfermedad de Chagas, que garantice el bienestar de la población en riesgo y una mejor calidad de vida en personas que hayan padecido la enfermedad, con un enfoque humanístico, ético y de equidad.

Leishmaniosis

Ser un programa sólido y conciente de la importancia de la Leishmaniosis como un problema de salud pública en México, para reducir las pérdidas sociales y económicas como parte de la estrategia de reducir la inequidad en salud.

Alacranismo

Ser un programa líder en la prevención y control de la intoxicación por picadura de alacrán.

Virus del Oeste del Nilo

Ser un programa exitoso en las acciones intersectoriales que garanticen la seguridad y protección sanitaria a la población humana a través de la disminución de riesgos y contacto con la enfermedad.

Objetivo General

Oncocercosis

  • Eliminar la transmisión de la oncocercosis en México

Enfermedad de Chagas

  • Conocer la magnitud real de la incidencia y pre- valencia de la enfermedad de Chagas y prevenir los daños que ocasiona a la salud en la población en riesgo
  • Eliminar la mortalidad por enfermedad de Chagas

Leishmaniosis

  • Evitar la mortalidad por Leishmaniosis Visceral
  • Fortalecer el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno de los casos

Alacranismo

  • Disminuir la morbilidad y abatir la mortalidad por IPPA

Virus del Oeste del Nilo

  • Fortalecer las acciones para la vigilancia, prevención y control del VON en los estados prioritarios, a través de la consolidación del comité intersectorial y la participación social.

Objetivos Específicos

Oncocercosis

  • Mantener sin transmisión los focos endémicos de Oaxaca y Foco Norte de Chiapas.
  • Evitar la incidencia de Oncocercosis en menores de 5 años en el Foco Sur de Chiapas.
  • Fortalecer la vigilancia epidemiológica en los Focos Oaxaca y Norte de Chiapas.

Enfermedad de Chagas

  • Ampliar el conocimiento sobre la enfermedad de Chagas en personal médico y operativo.
  • Reducir la exposición del riesgo de transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas.
  • Garantizar el tratamiento y seguimiento hasta su curación de los pacientes chagásicos.
  • Captar a los reactores a Chagas en centros de transfusión y en unidades de donación.
  • Implementar el tamizaje universal para Chagas en mujeres embarazadas.

Leishmaniosis

  • Ampliar el conocimiento sobre Leishmaniasis, sus formas clínicas, transmisión en el personal operativo médico, paramédico y población en general.
  • Ubicar geográficamente la Leishmaniasis para fortalecer el programa y tomar acciones específicas dirigidas.
  • Asegurar el tratamiento de los casos registrados en el país.
  • Contar con la disponibilidad de los recursos necesarios.
  • Reforzar el sistema de vigilancia epidemiológica del programa.

Alacranismo

  • Fortalecer la disponibilidad y uso del antídoto en las áreas prioritarias.
  • Promover la participación comunitaria en el auto-cuidado y en el mejoramiento de la Vivienda.
  • Fomentar la prevención y la atención oportuna.

Virus del Oeste del Nilo

  • Disminuir el riesgo de transmisión del Virus del Oeste del Nilo.
  • Activar la participación comunitaria, social sustentable para el auto-cuidado de la salud y los riesgos de transmisión del VON
  • Fortalecer la Coordinación Intersectorial a diºversos niveles y gestión de recursos
  • Fortalecer la capacidad de respuesta a través del desarrollo de competencias y la dotación oportuna de recursos

Meta

Paludismo

  • Reducir de 15% anual la morbilidad por paludis- mo en el presente sexenio con respecto a 2006 hasta alcanzar 55% real al final del periodo
  • Mantener los casos de P. falciparum por debajo de 22 casos anuales.

Impacto dengue

  • Reducir la incidencia de dengue

Oncocercosis

  • Reducir en 10% o más la incidencia anual de oncocercosis

Enfermedad de Chagas

  • Incrementar en 20% anual el registro de casos de Enfermedad de Chagas con relación al año 2006

Intoxicación por picadura de alacrán

  • Reducir en 20% las defunciones por IPPA

Virus del Oeste del Nilo

  • Alcanzar cero casos por Virus del Oeste del Nilo en el país

Estrategia

Oncocercosis

  • Reducción de los riesgos de exposición a la transmisión.
  • Pre-certificación de la eliminación de la transmisión de la oncocercosis en los Focos Norte de Chiapas y Oaxaca
  • Extirpación quirúrgica a los portadores de nódulos.
  • Evitar nuevos casos por los movimientos migratorios en áreas de riesgo.
  • Incremento en las coberturas de tratamiento de la población elegible.

Enfermedad de Chagas

  • Difusión y divulgación sobre enfermedad de Chagas en estados prioritarios.
  • Manejo integrado de la enfermedad de Chagas
  • Mejorar el seguimiento de pacientes tratados.
  • Mejorar la detección de serorreactores en donadores de sangre y de órganos.
  • Establecer el tamizaje universal para Chagas en mujeres embarazadas.

Leishmaniosis

  • Generar conocimiento sobre la enfermedad y sus vectores en personal operativo, médico, paramédico y población en general.
  • Caracterización de los focos de Leishmaniasis Visceral y Cutánea en los estados endémicos.
  • Disponibilidad de medicamento para tratamiento oportuno y seguimiento efectivo de casos.
  • Gestión de los recursos en los estados endémicos.
  • Consolidación del sistema de vigilancia epidemiológica para la notificación oportuna y seguimiento de casos.
  • Aumentar la confirmación de casos por los laboratorios estatales.

Alacranismo

  • Generación de conocimiento sobre Intoxicación por Picadura de Alacrán en personal operativo, médico, paramédico y voluntario.
  • Promoción de la participación social y de grupos organizados en la prevención y control de la IPPA en 16 estados prioritarios.
  • Reforzamiento de la comunicación social.
  • Gestionar mediante convenios los programas de trabajo para la participación activa de ayuntamientos.
  • Coordinación intra e inter sectorial y para una respuesta estatal oportuna.

Virus del Oeste del Nilo

  • Reducción de riesgos de exposición y transmisión mediante la implementación de un programa de manejo integrado.
  • Reforzamiento de la comunicación social. Se activara la participación comunitaria, social sustentable para el auto-cuidado de la salud y los riesgos de transmisión del VON.
  • Promoción de la participación social y de grupos organizados en la prevención y control del VON en localidades prioritarias.
  • Promover la coordinación intersectorial federal, estatal y municipal.
  • Consolidación de los procedimientos de las actividades operativas.
Ultima Actualización : 05 de Marzo de 2014 por Webmaster